Pasar al contenido principal

Ferrari 458 de segunda mano. ¿Merece la pena tirarse a la piscina?

Sigue siendo una pasta, pero...
Ferrari 458 Italia Spider

Comprar un Ferrari 458 de segunda mano podría ser una buena opción. O no. A lo mejor es el comienzo de tu ruina. Pero si tienes las cosas claras, sobre todo en cuanto a los gastos de mantenimiento, es posible que te salga todo bien. Con haber hecho un estudio acerca de si te compensa o no deberías saber lo que te conviene. Porque comprar un Ferrari, ya sea usado o no, es un marrón económico si no tienes los suficientes recursos. Eso sí: esto no quiere decir que el Ferrari 458 no siga siendo un coche interesante. Pero, ¿también para ti?

Ferrari 458 de segunda mano. ¿es interesante para ti?

Ya sabes lo que hay que hacer para descubrir si puedes permitirte un Ferrari 458 de segunda mano. Bueno, ese o cualquier modelo de la firma del Cavallino Rampante. Como he dicho, los costes de mantenimiento son la clave. Pero es que el precio de compra también tiene lo suyo. En nuestro país tienes unas cuantas unidades a la venta, y no pocas.

Ferrari 458 Italia Speciale

La cuestión es que casi todas rondan los 150.000 euros, 'euro arriba euro abajo'. No obstante, algunas están más baratas... y otras superan los 200.000. Piensa que se trata de un modelo que nuevo salía por poco más de 200.000 euros, así que a lo mejor tampoco te interesa comprarlo usado. No es un coche clásico, pues salió a la venta hace unos diez años.

Pero si tienes la oportunidad de hacerte con una unidad relativamente especial ya sea por tratarse de una serie limitada o una versión más picante, como el Speciale, entonces el panorama es distinto. Sabes que con el tiempo se revalorizará, y no poco. Aun así, soy de la opinión que los deportivos (y los coches en general) están para disfrutarlos.

Recordar que el Ferrari 458 Italia es un coche que destaca principalmente por su diseño... hasta que lo conduces. Es un superdeportivo con unas formas muy atractivas, y en el que llama la atención un capó muy hundido con unos faros que escalan por el morro hasta situarse encima de los pasos de rueda. No es muy largo, pues mide poco más de 4,5 m de longitud, pero sí muy ancho, llegando hasta los 1,94 m de anchura.

Ferrari 458 Italia

Pero si hay que subrayar algo es el rendimiento de su motor. Ya la versión más 'básica' de este coche cuenta con un V8 atmosférico de 4.5 litros con un sonido glorioso y 570 CV de potencia. Estira hasta las 9.000 rpm y el par motor máximo es de 540 Nm a 6.000 rpm. Sus cifras, increíbles: de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y 325 km/h de velocidad máxima.

Y además