Pasar al contenido principal

La historia del Peugeot 308 GTI. ¡El compacto deportivo más discreto!

compacto deportivo primera generacion 200
Probablemente el compacto deportivo de Peugeot menos reconocido.

La historia del Peugeot 308 GTI es la historia de uno de los compactos deportivos menos reconocidos de nuestra era. Cuando pensamos en coches compactos deportivos nos vienen a la mente los León Cupra, los Civic Type-R o los Mégane RS. Pero, ¿qué pasa con los 308 GTI? ¿Son una opción interesante? Así fue su nacimiento y su historia desde 2008 hasta hoy.

El Peugeot 308 GTI nació como sucesor del 307 GTI, que su vez era sucesor del 306 GTI y del Peugeot 309 GTI anteriormente, quizás este último sea el más interesante. ¿Por qué digo eso? Pues porque Peugeot otorgó un comportamiento a su compacto superventas muy relajado y tranquilo. Un compacto con aires de monovolumen y sin la más mínima ambición por emocionar al volante.

Historia del Peugeot 308 GTI

 

compacto deportivo altas prestaciones

 

El Peugeot 308 GTI nació en 2010 con la voluntad de ofrecer un compacto de altas prestaciones. Sí, lo he dicho bien, no creo que Peugeot buscase crear un compacto deportivo emocionante, sino más bien seguir con la tendencia de crear un compacto práctico, estéticamente discreto pero con un motor potente, con prestaciones interesantes y consumos ajustados.

Y es que el 308 GTI nació con el motor 1.6 THP derivado del RCZ. En total, 200 CV, un cero a cien en 7,7 segundos y un consumo medio de 6,9 litros a los cien. El objetivo era intentar plantar cara al Golf GTI, aunque con una orientación más relajada. Contaba con suspensión McPherson delante y brazos tirados con barra de torsión detrás, ofreciendo una respuesta directa y eficaz.

Sin embargo, este no fue el primer Peugeot 308 deportivo, ya que en 2008 se presentó el Peugeot 308 GT, con el mismo motor pero con 175 CV, ofreciendo unas prestaciones inferiores y un tacto al volante más relajado. La versión GT se mantuvo en la gama hasta nuestros días, colocándose como una opción más racional, discreta y barata.

Más deportividad pero total discreción

 

compacto deportivo primera generacion 200

 

Los amortiguadores del 308 GTI también tenían una mayor dureza, con muelles 10mm más cortos y rodamientos de mayor tamaño. La primera generación del 308 GTI también contaba con frenos de mayor diámetro o una dirección con asistencia electro-hidráulica de dureza variable. 

Eso sí, su diseño nunca fue espectacular. Aquellos que buscaban un compacto deportivo por su diseño más radical preferían optar por otras opciones más emocionantes a todos los niveles: jamás perdió su rollo monovolumen y eso fuera de Francia no terminó de cuajar.

Segunda generación del Peugeot 308 GTI

En 2015 se presentó el Peugeot 308 GTI de segunda generación y aquí el diseño sí mejoró muchos puntos. No perdía sus objetivos de ser uno de los compactos más cómodos y refinados del mercado, pero al menos a nivel de diseño sí conseguía ser atractivo. El problema aquí fueron sus rivales, que siguieron siendo más atractivos y llamativos que él.

 

Peugeot 308 GTI

 

Lo más interesante es que contaba con dos versiones, siempre con el mismo bloque de cuatro cilindros y 1,6 litros que ya se utilizaba en la anterior generación, desarrollado junto a BMW y con una puesta a punto específica. Se empezó ofreciendo con dos niveles de potencia: 250 y 272 CV.

Las prestaciones eran notables: acelera de cero a cien en 6,2 segundos y alcanzaba los 250 km/h. La versión más potente, con 272 CV, conseguía rebajar esa cifra en dos décimas, clavando la aceleración en los seis segundos. El consumo seguía siendo una de sus grandes bazas respecto a la competencia, homologando apenas 6 litros a los 100 km/h en homologación NEDC, en la vida real rondaba los 8 litros, aproximadamente dos litros menos que buena parte de su competencia.

El Peugeot 308 GTI se convirtió en la opción más racional dentro de los compactos deportivos, ofreciendo buenas prestaciones, un diseño atractivo pero ofreciendo un nivel de confort y usabilidad muy bueno. Como te decía, su principal problema fue la competencia: un Seat León Cupra era más atractivo, con mejor comportamiento y prácticamente igual de cómodo.

Peugeot 308 GTI, ¿cuál será su futuro?

 

Peugeot 308 GTi

 

El Peugeot 308 GTI ya se ha dejado de fabricar y dos han sido los principales motivos de esta decisión: unas ventas no demasiado altas y las nuevas normativas anti-contaminación. La marca francesa ya ha confirmado que en un futuro, con la llegada de la nueva generación, ofrecerá versiones deportivas electrificadas, por lo que es muy probable que el próximo 308 GTI sea híbrido.

El Peugeot 308 GTI nunca ha sido protagonista en su segmento pero hay que reconocerle ciertos méritos. Un compacto veloz y refinado, con un diseño muy chulo especialmente en su segunda generación. Lo mejor es que su depreciación promete ser alta y es de esperar que en unos años puedas comprar un 308 GTI de segunda generación con 272 CV por cuatro duros. ¡Ese podría ser un buen momento para tener en el garaje un coche que quizás ha sido injustamente ignorado por muchos!
 

Buscador de coches

Y además