Pasar al contenido principal

Viejas leyendas: Peugeot 309 GTi

Un coche que ha quedado para siempre en el recuerdo de todos los que pasamos por la EGB...

Imagen de perfil de Javier Leceta
Los 7 mejores Peugeot de la historia

Está claro que el zarpazo que ha dado el Peugeot 309 GTi a la historia de las viejas glorias no ha sido tan demoledor como el de su hermano pequeño, el Peugeot 205 GTi. Sin embargo, y aunque siempre ha sido menos deseado, el 309 GTi es uno de esos coches que permanece en el recuerdo de todos los que en los años 80 y 90 devorábamos las revistas de motor y no dudábamos en acercarnos a cualquier vehículo aparcado en la calle que luciera una chapita roja -símbolo inequívoco de potencia y deportividad- en su trasera.

Y precisamente unas emblemáticas siglas rojas son las que mejor resumen nuestro protagonista de hoy... Este lindo gatito salió al mercado en el año 1986, un año después del lanzamiento del 309 normal. Su equipamiento incluía llantas de aleación, faros antiniebla y algunos elementos específicos. Inicialmente estaba disponible con carrocería de tres puertas, aunque más tarde llegó la de cinco (no a todos los países). En al año 1989 sufrió algunas mejoras estéticas y mecánicas, y finalmente en 1993 dejó de comercializarse.

 

 

Además de la versión normal, Peugeot 309 GTi (130 CV), apareció una de 16 válvulas, el Peugeot 309 GTi 16. La primera equipaba un motor 2.0 (1.905 cc) de cuatro cilindros en línea e inyección electrónica que rendía 130 CV de potencia a 6.000 rpm, aceleraba de 0 a 100 en 10,5 segundos y alcanzaba los 185 km/h. Su tracción era delantera y el cambio, manual de cinco velocidades. Por su parte, el Peugeot 309 GTi 16, de 160 CV, compartía corazón con otros dos viejos conocidos, el Peugeot 405 Mi16 y Citroën BX GTI 16V (aquí puedes leer la historia completa del Citroën BX).

Entre los principales rivales del Peugeot 309 GTi estaban dos pesos pesados de aquellos años, el Opel Kadett GSi y el Volkswagen Golf GTI MKII. Con una estética menos cautivadora, el punto fuerte del modelo de Peugeot era sin duda su comportamiento en carreteras ratoneras, donde se imponía a muchos de sus compañeros de segmento.

 

Peugeot 309 GTi (interior)

 

¿Es el Peugeot 309 GTi una buena compra como segunda mano?

Tal y como ya te contamos en nuestro ranking de compactos deportivos de los 80 que son una buena inversión, el Peugeot 309 GTi es una compra recomendable. Vale, no es tan molón como el 205 GTi o el Golf GTI, ni debes contemplarlo como la inversión que te va permitir retirarte e irte a vivir a las Maldivas. Pero si buscas un coche disfrutón para conducirlo, no te equivocarás. Y, a fin de cuentas, de eso se trata, ¿no?

 

 

 

Fotos: https://www.favcars.com.

 

Lecturas recomendadas