Pasar al contenido principal

Mansory explota la agresividad y exclusividad del Ferrari Portofino

Mansory Portofino

La exclusividad no tiene límites

Mansory no deja de sorprendernos este año. Primero llegó el Stallone GTS, una impresionante preparación basada en el Ferrari 812 GTS; y después, el F8XX basado en el ya de por sí espectacular Ferrari F8 Tributo. Pues bien, ahora el preparador ha lanzado un nuevo modelo, esta vez basado en el Ferrari Portofino.

Se trata del tercer lanzamiento de la firma en lo que va de año y, de nuevo, llega para establecer un nuevo límite en lo que se refiere a la exclusividad tomando como base a uno de los modelos de Ferrari. El coche se ha modificado profundamente, a excepción de cuestiones como las mecánicas de apertura y cierre del techo. Más allá de eso, se han incluido multitud de detalles para aportar un toque de distinción a este deportivo.

El Portofino ha recibido distintos componentes de carrocería hechos de carbono forjado, material que destaca notablemente por su apariencia, al igual que sucede en otros modelos de la marca. Los aletines laterales, las salidas de aire del capó, los faldones o el discreto alerón son solo algunos de los elementos fabricados en este material, que resalta sobre el amarillo de la carrocería.

Asimismo, como es habitual, el interior del Portofino también ha recibido cambios y cuenta ahora con el toque característico de este veterano preparador. El habitáculo se presenta en piel de color negro y se pueden ver acentos en color amarillo en zonas como las salidas de aire o determinados botones, de manera que combine con el exterior del coche. Sin embargo, destacan sobre el resto los tres botones del control de la transmisión, pintados con los colores de la bandera de Italia

Eso sí, como es la costumbre con Mansory, no todo se resume a la estética y el motor también ha sido modificado. Ahora, el V8 situado bajo el capó pasa de desarrollar 628 CV a contar con 729 CV con un par motor de 890 Nm. Así, el coche alcanza los 334 km/h de velocidad máxima y es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3 segundos -el modelo de serie alcanza 320 km/h y pasa de 0 a 100 en 3,45 segundos-. Esta potencia se transmite a la carretera a través de unas ruedas con neumáticos de alto rendimiento y unas llantas ‘YT.5’ -las mismas que las del F8XX- de 21” delante y 22” detrás.  

Con esta configuración, Mansory añade otro coche más a su oferta en este 2021. En conjunto, un deportivo imponente con una serie de características que lo convierten en algo único y que solo unos pocos afortunados podrán tener en su garaje.

Y además

Buscador de coches