Pasar al contenido principal

Ahora podrás llevar mensajes personalizados en tu Audi R8

Preparaos para una ración extra de mal gusto...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Audi R8 Spyder

Cuando piensas gastar casi un cuarto de millón de euros en un nuevo coche, lo normal es que quieras que sea realmente único. Y no sólo puedes hacerlo a través de un color de carrocería personalizado o una tapicería atrevida -ponle leopardo, seguro que serás la única persona que lo hace-... ahora puedes ir un paso más allá gracias a los mensajes personalizados en tu Audi R8. Va en serio. 

Para poder ofrecer a sus clientes la posibilidad de lucir en sus nuevos deportivos su particular toque personal, Audi comenzará a ofrecer a los compradores de su R8 -aquí tienes la prueba del V10 Spyder 2017- la posibilidad de llevar en sus paneles laterales conocidos como sideblades un mensaje creado por ellos mismos cuya limitación radicará exclusivamente en su imaginación... y en no colocar ningún logotipo o marca registrada. Pero no creas que estamos hablando aquí de colocarle una simple pegatina, por no es así: el proceso para dejar tu sello en tu precioso vehículo emplea una tecnología un poco más compleja que la que usó tu ex pareja para recordarte que no supo encajar del todo bien el final de vuestra relación. Con una llave. En tu capó. 

Chris Harris disfrutando del Audi R8 V10 Plus

Los mensajes personalizados del Audi R8 se aplican al coche a través de una máquina que modifica el acabado de pintura de una pieza ya terminada -en el caso del R8 se aplicará exclusivamente a los sideblades, pero en principio se podría utilizar en cualquier panel de la carrocería-. Colocando una plantilla con el texto elegido, la herramienta destroza una finísima capa de la laca que protege la pintura del coche para dejar el texto conformado en una tonalidad muy parecida a la de la pieza tratada... pero en acabado mate. Y cuando te digo finísima, te lo digo en serio: tan sólo se levanta una cantidad de producto equivalente a una décima parte del grosor de un cabello humano. Y es más que suficiente. 

¿Qué te parece la idea? Teniendo en cuenta el mal gusto que hay por ahí -¿has visto la colección de coches de Justin Bieber?-, no sería extraño empezar a ver deportivos con perlas como "mi coche es mejor que el tuyo", "te fastidias, cuñado", o "amor de madre" en su carrocería. Con los mensajes personalizados en tu Audi R8 ahora tienes una excusa menos para decir que no es el coche ideal para ti. Porque lo es. Y punto.

Lecturas recomendadas