Pasar al contenido principal

Mercedes 560 SEL 6.0 AMG: la primera berlina en superar los 300 km/h

sedan lujo altas prestaciones preparaciones
¡Y ahora puede acabar en tu garaje!

El Mercedes 560 SEL 6.0 AMG es una de las berlinas más especiales de la historia, un auténtico matador de la autobahn. ¿Por qué es tan especial? Pues porque se trata de la primera berlina de lujo capaz de alcanzar los 300 km/h, gracias a una preparación de AMG que, además de añadir prestaciones, le otorga un aspecto sensacional. Algo más discreto que el Mercedes 300 CE 6.0 AMG Hammer pero con el mismo potencial.

Si tienes menos de 30 años probablemente ni sepas que AMG, antes de formar parte de Mercedes, era un preparador de la firma de la estrella, igual que ABT lo es del Grupo Volkswagen o igual que Alpina de BMW. AMG nació en 1967 pero fue en los años 80 cuando empezó ser más popular. Una de sus principales creaciones fue la modificación del motor V8 de Mercedes para crear algo 'casi' nuevo: un V8 de 6.0 fabricado en Affalterbach.

 

 

El objetivo de AMG en 1980 era mejorar las prestaciones de sus bólidos, dar una vuelta de tuerca extra a los ya potentes vehículos de Mercedes. Auténticos 'autobahnkurier'. Bestias para volar por la Autobahn a la máxima velocidad posible y rodeado de todo el lujo del mundo. La fórmula es la misma que se utiliza a día de hoy con los Mercedes-AMG, pero en aquella época eran modelos muy raros y desconocidos.

 

Lujo a más de 300 km/h

Por eso, quizás estos AMG anteriores a los años 90 son tan interesantes y se están poniendo tan de moda entre los coleccionistas. Curiosamente, uno de los grandes mercados de AMG en los 80 era Japón, donde gustaban mucho las preparaciones, tanto estéticas como mecánicas, de AMG. Este Mercedes 560 SEL 6.0 AMG se vendió nuevo en Japón y la verdad es que luce sensacional.

 

sedan lujo altas prestaciones preparaciones

 

A nivel estético destaca un nuevo parasoles delantero, con labios y faldones extra grandes que le dan un toque macarra muy chulo. Las míticas llantas forjadas de AMG de aquella época le sientan de lujo. El estilo es inconfundible y representan la esencia original de la firma de Affalterbach a la perfección.

Pero lo más interesante de los AMG de esa época es lo que escondían bajo el capó. Un motor V8 de 6.0 litros capaz de desarrollar 385 CV y un descomunal par de 555 Nm a 4.000 vueltas. Todo ese potencial se enviaba al eje trasero a través de una transmisión automática de cuatro velocidades. Eso son 85 CV más que el del modelo estándar. 

Gracias a esa bomba bajo el capó consigue unas prestaciones muy buenas, siendo la primera berlina de cuatro puertas en superar los 300 km/h. Una bestia que combina como pocas la elegancia clásica de este modelo con el toque macarra de las preparaciones alemanas de los años 80. ¡Una oportunidad única de terminar con esta joya en tu garaje! Este Mercedes 560 SEL 6.0 AMG se subastará en Essen el fin de semana del 27 de junio. Si el coronavirus lo permite, esta joya puede terminar en tu garaje. Eso sí, no será barato.

Buscador de coches

Y además