Pasar al contenido principal

El Mercedes-AMG GT R luce su potencial con un récord en Nürburgring

El particular ‘Infierno Verde’ de Mercedes ya ha empezado a hacer de las suyas.

El récord en Nürburgring del Mercedes-AMG GT R no sorprende: pintado con el particular color verde mate que dejó a todos con la boca abierta, se bautizó alternativamente, desde el minuto uno, con un particular mote: ‘la bestia del infierno verde’. El Rey de Nürburgring. Este superdeportivo inspirado en el AMG GT3 vencedor en las 24h de Nürburgring y buque insignia de Mercedes-AMG ha reivindicado todo su potencial en casa, con un auténtico tiempazo en el infierno verde que le convierte en el coche de calle con tracción trasera más rápido en este exigente trazado.

No te lo pierdas: el Golf GTi Clubsport S bate su propio record en Nürburgring

Eso sí, dejando fuera de la ecuación al ligero Radical, un coche matriculable pero más parecido a un prototipo de Le Mans que a un Renault Clio. El Mercedes-AMG GT R es una bestia, eso está claro, pero si nos sigues desde hace tiempo, probablemente te sorprenda esta noticia: ¿no dijeron en AMG que no les gustaba esto de los récords en Nürburgring? Efectivamente, y es que este nuevo récord no viene de la mano de Mercedes, ha sido la revista alemana Sport Auto, con el piloto de la casa Christian Gebhardt tras el volante, los que han conseguido este récord en Nürburgring.

 

 

El tiempo es imponente: 7 minutos, 10,9 segundos. Esto significa que le ha sacado unos alucinantes diez segundos al Ferrari 488 GTB y se ha quedado apenas dos segundos por detrás del Nissan GT-R Nismo con tracción integral. ¿Os imagináis lo que podría ser un supuesto Mercedes-AMG GT Black Series? En Mercedes-AMG siguen sin querer entrar en esta espiral de los récords pero quizás algún probador especialista de la marca de la estrella podría rebajar aún más este tiempo.

Lamentablemente, parece que de manera oficial, Mercedes-AMG mantendrá su palabra y no se pondrá a dar vueltas rápidas con su AMG GT R. Su gigantesco V8 y los 585 CV que produce ya parecen más que suficientes para que los potenciales compradores se sientan atraídos por el Mercedes-AMG GT más radical de la gama. 
 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear