Pasar al contenido principal

El nuevo Audi S5 2019 también se vuelve diésel

Diésel para ahorrar, mild hybrid para no perder comba en electrificación.

Imagen de perfil de Noemí Alonso
Audi S5 2019 diésel, dinámica

La marca asegura que la combinación de fuerza, potencia y eficiencia hacen del Audi S5 2019 diésel un vehículo único en su segmento: gracias al motor 3.0 TDI, con tecnología de hibridación suave, hay 350 CV bajo el capó de esta berlina deportiva. Es decir, estás ante la misma mecánica de los S6 y S7 2019 y persigue lo mismo: la etiqueta "ECO", aunque sus emisiones no sean, precisamente, las de un coche híbrido.

Audi ha echado la casa por la ventana con este propulsor, el más potente entre los diésel V6 del fabricante. Ya has visto algunas de sus cifras, aunque falta por conocer las que hablan de economía del combustible. En el ciclo NEDC, los datos oficiales señalan 6,2 l/100 km y unas emisiones de 161 g/km de CO2. Peeero... te recordamos que los valores admitidos ahora son los del protocolo WTLP, que aumentan estos números y los hacen mucho más acordes con la realidad. Y la compañía no los revela en el comunicado de prensa, aunque sí apunta que el consumo del S5 es un 19% menor que el de sus predecesores de gasolina, a pesar del incremento en el par.

En cuanto a las prestaciones, hablamos de un 0 a 100 km/h en 4,9 segundos, mientras que la velocidad máxima se ha limitado electrónicamente a 250 km/h. Ah, la marca añade que el sonido del motor es deportivo, mientras que su actuación destaca por su suavidad. Está asociado a una caja de cambios automática Tiptronic de ocho marchas que gestiona la potencia y la manda a los dos ejes gracias a la tracción integral Quattro, con diferencial central autoblocante (en opción, tienes uno deportivo que mejora la actuación de esta berlina de Audi en las curvas).

En este apartado ayudan una suspensión con control de la amortiguación en opción y una dirección muy rápida, con un sistema dinámico en la lista de extras.

No nos olvidamos de la tecnología mild hybrid: también por primera vez en un Audi S5, un alternador de 48 voltios actúa como corazón del sistema de hibridación; un convertidor rebaja este número para que haga funcionar los componentes del sistema eléctrico de 12 v. El centro de energía es una batería de ión-litio situada bajo el suelo del maletero. El conjunto aumenta la eficiencia del Audi S5 diésel: cuando levantas el pie del acelerador entre 55 y 160 km/h, el coche puede mantener el ritmo durante 40 segundos con el motor completamente apagado, ahorrando combustible. El sistema de gestión de la mecánica decide en cada momento qué es mejor: navegar "a vela" o recuperar la energía cinética.

Este dispositivo se complementa con un compresor eléctrico que interviene para que sientas toda la potencia de la mecánica incluso a bajas revoluciones y con el sistema Start/Stop, que funciona a partir de 22 km/h y, cuando para el motor, vuelve a ponerlo en marcha en cuanto el coche que va delante empieza a moverse.

Audi S5 2019 diésel: así es su diseño

Vamos a comenzar hablando de sus neumáticos, unos 245/40 con llanta de 18" que pueden convertirse en unos 255/35 con llanta 19" de forma opcional (o en unos impresionantes 265/30 20" si escoges lo que propone Audi Sport). Los frenos, con pinzas en negro o rojo y discos ventilados de 375 mm, están a la altura.

Por supuesto, no faltan las superficies amplias, los bordes afilados y la parrilla Singleframe de Audi, flanqueada por faros LED. Un discreto alerón en la tapa del maletero y un difusor entre las dos salidas de escape rematan el conjunto.

En el interior continúa el juego entre elegancia y dinamismo, gracias a sus cuidadas líneas horizontales. La tapicería, predominantemente en negro, puede pedirse con costuras en contraste y con una combinación de Alcantara y cuero, además de existir una opción sólo con este último material. Los asientos y el volante deportivos, así como el pedalier de aluminio, son de serie.

Audi S5 2019 diésel: ¿y su equipamiento?

El sistema de infoentretenimiento MMI no podía faltar; puede ser operado mediante comandos de voz. También está (aunque en la lista de opciones) el cuadro de mandos Virtual Cockpit, pero quizá te interesen más los sistemas de ayuda al conductor: control de crucero adaptativo con asistente en los atascos, ayuda para evitar colisiones, de giro, de tráfico cruzado...

Verás el nuevo Audi S5 diésel en los concesionarios a partir de mayo. En Alemania, su precio comienza en los 65.300 euros para la carrocería Sportback.

Lecturas recomendadas