El nuevo BMW M5 Competition Edition tiene más de 600 CV

El M5 creado por el cumpleaños de la marca es, oficialmente, el tope de gama. Oh, yeah.

Un BMW M5 de 830 CV (y naranja) construido por un tunero.

Atención, amigos, porque una nueva edición especial ha llegado; se trata del BMW M5 Competition Edition y cuenta con 608 CV. Estamos convencidos de que su presentación, justo antes de que Mercedes-AMG desvele el E63, con 613 CV, es pura coincidencia.

Los frikis de la división M saben que ‘Competition’ es la palabra clave que BMW emplea cuando quiere decir ‘versiones M con la potencia ligeramente aumentada, amortiguación más rígida, ruedas de competición y que cuestan un cojón bastante más que sus hermanos M normales’.

Pero sólo los discípulos más aventajados de esta división M se darán cuenta de que el BMW M5 Competition Edition es en realidad el M5 30 Jahre con otro nombre. La marca construyó 300 unidades de este último (todas ellas en gris mate) con el fin de celebrar tres décadas del coche deportivo de cuatro puertas más icónico del mundo. Gracias a las modificaciones en su motor biturbo 4.4 V8, la potencia pasó de los 560 CV del M5 normal –y de los 580 del antiguo Competition- a unos alucinantes 608 CV.

¿Cómo comprar un BMW M? Estos son los más apetecibles.

Desde que el BMW M5 montó un turbo, nunca ha buscado más par, pero los responsables de la compañía han fortalecido también ese apartado, con 19 Nm extra, lo que deja la cifra total en unos más que respetables 700 Nm. No es de extrañar que esta fiesta de cumpleaños de dos toneladas alcance los 100 km/h desde parado en 3,9 segundos; sería capaz de llegar a los 321 km/h si no estuviera limitado a los consabidos 250 km/h.

Como era predecible, los M5 30 Jahre se vendieron inmediatamente… Así que la versión ha regresado bajo el nombre M5 Competition Edition. Lleva los mismos frenos cerámicos de serie. La misma potencia, la misma suspensión rebajada 10 mm y más rígida, añadiendo también las modificaciones ya conocidas en el control de estabilidad y en el diferencial Active M. BMW asegura que todo eso permite que esta edición especial “esté más alineada con las características de un comportamiento deportivo”. ¿Adivinas lo que significa?

El fabricante ha puesto una pegatina con una cifra, 129.500 euros, en el BMW M5 Competition Edition, así que ya sabes lo que tienes que llevar al concesionario si quieres una de las 200 unidades que serán producidas. 100 de ellas serán negras y las otras 100, blancas. La pregunta es, ¿te empaquetan la superberlina más rápida del mundo ahora mismo o esperas para ver qué ofrece el E63?

 

Lecturas recomendadas