Porsche 718 Boxster: pierde dos cilindros pero nada de su esencia

Porsche renueva al Boxster y mira al pasado con el Porsche 718 de cuatro cilindros. ¿Coincidencia? Para nada, el nuevo Porsche 718 Boxster recupera este tipo de mecánicas para ofrecer más prestaciones y menos consumos.

El Porsche 718 Boxster es la esperada renovación del roadster biplaza más pequeño de la marca. Digo esperada porque incorpora por primera vez en muchos años una mecánica de cuatro cilindros, una medida que ya conocíamos desde hace muchos meses. Más potencia, menos consumos, una renovación estética y más tecnología: ¿qué más pedir?

Pero vamos por partes. Sin lugar a dudas, el protagonista de esta renovación del Porsche Boxster son los nuevos motores Porsche de cuatro cilindros. En Porsche recuperan este tipo de mecánicas para ofrecer una mayor eficiencia sin perder potencia ni prestaciones, aunque todavía no te puedo decir si su sonido entusiasmará tanto como lo hacía el seis cilindros, probablemente no.

Pero bueno, esto es un factor secundario teniendo en cuenta la avalancha de beneficios que supone la incorporación de este tipo de mecánicas. Se trata de un motor bóxer de cuatro cilindros sobrealimentado con un turbo que estará disponible con dos niveles de cilindrada y potencia. El Porsche 718 Boxster monta la versión de dos litros con una potencia de 300 CV, mientras que el Porsche 718 Boxster S aumenta la cilindrada hasta los 2,5 litros y la potencia hasta los 350 CV, gracias también a la incorporación de un turbo de geometría variable, una tecnología hasta ahora reservada al Porsche 911 Turbo.

El resultado es más potencia, más par, más elasticidad y menos consumos y emisiones. La versión de acceso aumenta el par hasta los 380 Nm, 100 más que en la versión a la que sustituye, y está disponible entre las 1.950 y las 4.500 rpm. Por su parte, la versión S alcanza los 420 Nm en prácticamente el mismo rango de revoluciones.

Con este aumento de potencia, las prestaciones también mejoran notablemente. El 718 Boxster con el cambio PDK y el paquete Sport Chrono es capaz de acelerar de cero a cien en 4,7 segundos (0,8 s más rápido) mientras que la versión S con el mismo equipamiento, lo hace en 4,2 segundos (0,6 s más veloz). Las velocidades máximas que alcanzan son de 275 y 285 km/h respectivamente.

Pero es en términos de consumo donde los Porsche 718 Boxster son realmente alucinantes. La cifra media que consigue el menos potente se queda en 6,9 litros, ¡para un deportivo de 300 CV! La versión S aumenta hasta unos más que aceptables 7,3 litros a los cien: en ambos casos un litro menos que en la anterior generación. No disponemos de datos de emisiones, pero en la marca afirman que estas cifras serán un 13% más bajas.

En términos de diseño, las novedades que aporta este nuevo modelo son ligeras, algo menos de las que muchos pensábamos. Los cambios son los clásicos de un restyling: faros delanteros, paragolpes, faros traseros y demás toques estéticos, como nuevas llantas o nuevos colores para pintar el exterior.

Pocas novedades en un interior que apuesta por la tecnología

En el interior, los cambios son muy discretos y cobra protagonismo el nuevo sistema de entretenimiento Porsche PCM de serie: incorpora una mejorada interfaz de funcionamiento ya conocida en el nuevo Porsche 911 2016, además de un nuevo sistema de conectividad para el teléfono móvil. De manera opcional se podrán instalar distintos módulos, como el de navegación con control por voz o el Connect Plus, con servicios ‘on-line’.

Pero donde un coche como este debe ser realmente bueno es en términos de chasis y de diversión al volante y aquí Porsche ha trabajado, una vez más, a fondo. El Porsche 718 Boxster incorpora un chasis completamente revisado, con una dirección electromecánica un 10% más directa, que dota a este bonito descapotable de mayor agilidad.

En cuanto a suspensiones, el 718 Boxster incorpora de manera opcional el sistema de suspensión Porsche Active Suspensión Management, rebajada en 10 mm, así como la versión más deportiva de esta, con una rebaja de 20 mm. El chasis activo permite elegir entre distintos tipos de conducción que se regulan desde el nuevo mando ubicado en el volante y que modifica otros elementos para cambiar el espíritu del coche con solamente girar una redecilla.

El Paquete Sport Chrono añade un programa individual a los tres que incorpora generalmente: Normal, Sport y Sport Plus. En las versiones con cambio PDK, se añade el botón Sport Response, que dota al conductor de un extra de potencia y de dinamismo espectacular durante unos segundos.

Una serie de elementos que ya hemos visto en el nuevo Porsche 911 y que ahora recibe el modelo más pequeño de la marca, haciendo que mejore todavía más su comportamiento dinámico y nos permita alcanzar unos niveles de diversión que a más de uno harán pensar si vale la pena llegar al mítico ‘nueveonce’. El listón lo tiene muy alto y los cuatro cilindros echarán para atrás a más de uno, pero estoy seguro que Porsche lo ha vuelto a hacer y ha mejorado todavía más lo que parece inmejorable. Los nuevos 718 Boxster llegarán a España a partir del 30 de abril, con un precio que parte en los 56.938 euros de la versión básica y los 72.487 euros del 718 Boxster S.

También te puede interesar:

Primera Prueba del Porsche 718 Boxster

Los Porsche de cuatro cilindros: esta es su historia

El nuevo Porsche 911 R debuta en Ginebra

10 cosas que ya prepara el departamento 'GT' de Porsche

El Porsche Mission E podría esconder un 911 eléctrico

Lecturas recomendadas