Pasar al contenido principal

El problema del Koenigsegg Jesko Absolut para superar los 500 km/h

Y no tiene nada que ver con el coche.

El Koenigsegg Jesko Absolut tiene un problema para superar los 500 km/h. Y es que un reto de semejante envergadura tiene muchas variables en juego y requiere la coordinación de diferentes elementos. Ser el primer coche en superar la barrera de los 500 km/h es todo un reto tecnológico. Lo más importante es tener un coche capaz de hacerlo: el Koenigsegg Jesko Absolut es el arma ideal, con su motor V8 bi-turbo de 1.600 CV y una aerodinámica mejorada capaz de alcanzar un coeficiente aerodinámico de solo 0,278Cx. Súper potente y súper aerodinámico, un coche deportivo creado para alcanzar la máxima velocidad punta posible.

Otro elemento clave para realizar este importante reto es tener los neumáticos capaces de soportar semejante paliza. Según Christian Von Koenigsegg, según los test y las mediciones realizadas en simulaciones virtuales, los neumáticos podrían aguantar el test de velocidad máxima que llevase al Koenigsegg Jesko Absolut por encima de los 500 km/h. Por capacidad de combustible tampoco habría problemas: ¡todo lo relacionado con el coche está en posición de asaltar semejante récord!

 

Entonces, ¿qué impide al Jesko Absoluto alcanzar los 500 km/h?

Muy sencillo: Koenigsegg no encuentra un circuito para superar los 500 km/h con el Koenigsegg Jesko Absolut. No hay pista suficientemente larga como para poder realizar este récord. El problema es que alcanzar los 500 km/h es una cuestión de tecnología, de valor y, por supuesto, de física. A más de 450 km/h, cada kilómetro extra es como una batalla contra la física. Para poder conseguir un récord así se necesita una pista larga, muy larga, a poder ser, interminable.

 

Vídeo: la drag race más loca entre un Twizy y un AMG GT-R ¡marcha atrás!

 

Y Koenigsegg no tiene acceso a ellas. La marca está buscando un lugar óptimo y seguro para poder intentar asaltar el récord de velocidad, pero es una búsqueda compleja, ya que a esa velocidad, cualquier mínimo error puede ser fatal. Lo ideal en este caso sería un circuito oval con una recta larguísima. Justo lo que Bugatti tiene en el circuito de pruebas de Ehra-Lessien, propiedad del Grupo Volkswagen. 

Puede parecer una tontería, pero si Koenigsegg no encuentra un lugar seguro para poder llevar a cabo este récord, es posible que Bugatti no tenga competencia a la hora de conseguir récords de velocidad. Y no sería una cuestión del coche, sino del circuito. Ojalá Koenigsegg pueda dar con una solución eficaz y, al menos, lo puedan intentar. Sería una pena que por culpa de no tener a su disposición una pista lo suficientemente larga no pudieran intentar batir un récord de velocidad que sería histórico.

Me imagino a los mandamases de Bugatti riendo desde sus confortables butacas de cuero envejecido en su sede de Molsheim. Pero aquí lo importante no es quien ríe primero, sino quién ríe último. ¡Y lo hace mejor! Seguro que esta batalla para conseguir el récord de 500 km/h sobre cuatro ruedas nos seguirá dando muchos y buenos titulares.


 

Etiquetas:

Coches deportivos

Y además

Buscador de coches