Pasar al contenido principal

Koenigsegg Jesko Absolute. ¡Quiere superar la barrera de los 500 km/h!

deportivo lujo altas prestaciones record velocidad
¿Alguien da más?

El Koenigsegg Jesko Absolute es la respuesta de Koenigsegg al récord de velocidad del Bugatti Chiron, primer coche capaz de superar la barrera de las 300 millas por hora. Con un máximo de 304 millas por hora, el Bugatti se convirtió en el coche más rápido del mundo en velocidad máxima, un récord entre los coches deportivos que ahora quiere recuperar la firma sueca con una versión mejorada aerodinámicamente del Koenigsegg Jesko. ¡A por los 500 km/h!

Ese es el objetivo de Christian Von Koenigsegg. El primero es recuperar el título de coche más rápido del mundo para una de sus creaciones y la segunda, pasar a la historia como el primer coche en superar los 500 km/h, equivalentes a 310 millas por hora, unos 11 km/h más rápido que el Chiron más salvaje. Para ello, se han instalado una serie de elementos para que este récord pueda llevarse a cabo con seguridad. ¡Atento!

Lo primero que necesitas es un motor potente y aquí, la eficiencia pasa a un segundo plano: para eso ya tienes al Koenigsegg Gemera con su sistema híbrido súper eficiente. El protagonista del Koenigsegg Jesko Absolute es un V8 bi-turbo con, al menos, 1.600 CV funcionando con combustible E85, una mezcla entre etanol y gasolina al 85%. Bien, potencia hay de sobras.

 

Missing media item.

 

Una vez que esto está conseguido, el siguiente objetivo clave es la aerodinámica. Koengisegg ha trabajado duramente en el Jesko para optimizarlo al máximo. El comportamiento dinámico pierde importancia a favor de la velocidad pura y dura. Por eso, una de las medidas ha sido eliminar el enorme alerón trasero que aseguraba un downforce para pegar el coche al suelo y mejorar su paso por curva. Ya no hace falta.

El segundo paso ha sido reducir la altura libre al suelo y eliminar cualquier elemento que pudiese generar efecto arrastre. Por ejemplo, se han eliminado las tomas de aire que existían en ciertos elementos del frontal, como en el capó o sobre los frenos delanteros. Sin duda, su diseño es súper afilado y súper aerodinámico, consiguiendo finamente un coeficiente de solo 0,278 CX: las llantas traseras carenadas también ponen su granito de arena.

El objetivo está claro: superar los 500 km/h. Ahora, Koenigsegg se encuentra en pleno proceso de llevar a cabo la prueba, algo para lo que necesita conseguir una pista lo suficientemente larga, unas condiciones climatológicas perfectas y un piloto con suficiente valor como para ponerse a una velocidad jamás vista sobre cuatro ruedas en un coche de calle. 

Lo que parece claro es que Koenigsegg Jesko Absolut llegará a pisar la calle, ya que tal como ha confirmado Christian von Koenigsegg, los clientes podrán elegir entre la especificación estándar del Jesko, más orientada para un uso en circuito, o el Jesko Absolut, para ser el más rápido en la Autobahn. ¿Es momento de crear un límite de velocidad a 400 km/h? La verdad es que sería divertido.

Buscador de coches

Y además