¿Quieres un Mustang de 710 CV? Pues prepara un buen puñado de Bin Laden...

Si eres de los que piensa que tu nuevo Ford Mustang se te queda corto, estás de enhorabuena: el preparador Clive Sutton acaba de anunciar una serie de mejoras que aumentarán la potencia del caballo hasta los 710 CV y que dejarán tu cuenta corriente limpia...

Muscle car y potencias brutales son sinónimos en la mayoría de ocasiones, sobre todo cuando hablamos de las bestias clásicas que muchos tenemos en mente. Un concepto que Clive Sutton quiere rescatar en el Ford Mustang, para el que los 421 CV de su versión más guerrera (GT 5.0 Ti-VCT V8) no son suficientes.

El preparador pretende hacer más macarra al Mustang británico -sí, con el volante a la derecha- con un paquete de mejoras que incrementará la potencia del caballo americano a, nada más y nada menos, 710 CV. ¿Querías caldo? ¡Pues toma dos tazas y a ver si te empachas!

Este programa de personalización incluye varios paquetes que, además de aumentar la potencia a la mencionada cifra, mejoran las prestaciones del coche, su dinamismo e incluso su apariencia estética.

No te pierdas: Vídeo de un Mustang de 900 CV quemando ruedas

Los dos primeros paquetes son el CS350 y CS500. El primero de ellos está destinado al Mustang más timido, el 2.3 EcoBoost que rinde 317 CV de serie, mientras que el segundo es exclusivo para el de 421 CV. Los dos incluyen una toma de aire externa, escape con cuatro salidas y un nuevo faldón trasero. Eso sí, el primero aumenta el músculo del Mustang hasta los 335 CV y el segundo hasta los 445. Eso sí, en ambos casos se trata de una buena personalización.

Pese a esto, puede que estas dos opciones te parezcan un poco truño. ¿Por qué? Muy sencillo, porque aún queda la más macarra, y ya se sabe eso de "burro grande...". El caso es que el paquete CS700 ofrece un turbo Whipple, un intercooler optimizado y el escape con cuatro salidas. ¿Potencia? Concretamente 654 CV, una cifra para que las prestaciones del Mustang 5.0 de serie se conviertan en un juego de niños.
La cosa se pone aún más emocionante si los propietarios del Mustang optan por el paquete CS700 supervitaminado, con inyectores optimizados y turbo sobrealimentado. En este caso, la máquina yankee alcanza su máximo rendimiento, 710 CV. Eso sí, el coste del paquete de mejoras más tocho para el Mustang es de 18.750 euros, una cantidad por la que ya puedes comprarte, por ejemplo, un Ford Fiesta EcoBoost de 100 CV.

El preparador ofrece, asimismo, más opciones de personalización para este Ford tan especial. Por ejemplo, una suspensión coilover con amortiguadores delanteros regulables y paragolpes trasero modificado -un kit que reduce la altura de la montura hasta 30 mm-, junto con unas llantas Vossen de 20 pulgadas (7.870 euros para el CS700). También existe la posibilidad de optar por paneles de fibra de carbono, spoilers, faldones, lunas (4.190 euros) y frenos aligerados (1.228 euros).
Ya sabes, ,si quieres tener un Mustang aún más exclusivo que se pula al resto de los de tu ciudad, ya sabes... Prepara un buen puñado de billetes Bin Laden.

Lecturas recomendadas