Pasar al contenido principal

Mustang: ¿merece la pena el nuevo? ¿Sigue siendo una ganga?

El deportivo más vendido se renueva. ¿Para bien?

Ford Mustang 2018 Europa

Vender 30.000 ejemplares del Mustang en Europa es la demostración de fuerza más poderosa que Ford podría hacer en el viejo continente. Un emblema americano como este triunfando por todo lo grande en su primera escapada más allá del Atlántico ha sido la mejor muestra de que la gente aquí no es tonta y que también quiere imagen, prestaciones y un precio a ralla, un deportivo ‘low cost’ que supone, a su vez, uno de los deportivos más míticos de la historia. El nuevo Ford Mustang también lo tiene todo para triunfar.

El Mustang 2018 viene a ser lo mismo que el Ford Mustang que conocíamos hasta la fecha, salvo pequeños detalles que actualizan y modernizan su aspecto. Bueno, aquí puede haber discrepancias: algunos siguen prefiriendo la actual generación del Mustang y tengo bastante claro que más de un potencial comprador de este deportivo se irá de cabeza a por un Mustang de segunda mano. ¿Cuáles son las principales mejoras del nuevo? 

 

Vídeo: el brutal Ford Mustang RTR también se renueva

 

El frontal es completamente nuevo, como seguramente ya sabrás: se caracteriza por unas nuevas ópticas de tipo LED que mejoran notablemente la calidad lumínica respecto al anterior Mustang. También hay diferencias, más ligeras (y atractivas) en la parte trasera: los pilotos se parecen mucho, pero tienen unas ligeras curvaturas en los extremos: junto con la parte trasera en negro y un nuevo difusor, ahora con cuatro escapes en el Mustang GT, le da un aire más poderoso en la zaga.

 

Mustang: ¡más allá de la estética!

En el apartado estético también se podrá elegir un nuevo color naranja bautizado como ‘Orange Fury’, furia naranja. ¡Ojo! En el interior los cambios en términos de diseño son mínimos, pero sí hay novedades importantes en cuanto a equipamiento: el cuadro de mandos digital de 12 pulgadas le da un aire más moderno al interior, mientras que la tapicería tiene un mejor tacto. Estéticamente pocas novedades, pero serán suficientes para que más de uno pueda decidirse por uno o por otro.

En el apartado técnico también hay novedades y una es importante: la nueva suspensión MagneRide. El Mustang que podrás comprar en el año que entra promete un mejor comportamiento dinámico, pero hay más: también contará con un nuevo modo ‘drag Strip’ para conseguir grandes arrancadas. También contará con sistemas de seguridad como el control de crucero adaptativo, el asistente de precisión con detección de peatones o el aviso de cambio involuntario de carril. ¿Te gusta ser un poco macarra? Buenas noticias: el nuevo también podrá contar con un sistema de escape activo que pueda modificar el sonido del escape a voluntad y según las circunstancias. 

 

 

Termino con el plato fuerte: la gama de motores del Mustang. Ford ha decidido separar aún más las dos opciones sobre la mesa: el motor Ecoboost reduce su potencia desde los 317 CV originales hasta los 290 CV actuales. Imagino que el objetivo es mejorar los consumos y hacer que sea más accesible a un público más amplio. En cambio, el Mustang GT aumenta su poderío: de los 421 CV actuales pasamos a unos respetables 450 CV. 

Soy consciente que al final las mejoras estéticas serán clave para que el Mustang siga siendo el deportivo más vendido de Europa. Elementos como el 'Electronic Line Lock', disponible ahora también en la versión más barato, que te permite bloquear la rueda delantera para quemar rueda trasera como un loco, hacen que este ‘muscle car’ siga siendo una opción fantástica para quienes deciden la compra con el corazón, dejando de lado al angelito que tienes en la cabeza. ¿No puedes afrontar semejante gasto y eres un fan? Aquí tienes relojes fabricados con piezas del Ford Mustang. Fli-pa.

 

 

 


 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear