Pasar al contenido principal

Si quieres un Rolls Royce, probablemente este no sea lo que buscas

Un lord inglés con aspecto de un macarra de Detroit.

preparaciones locas tuning preparacion jaula seguridad antivuelco

Probablemente esta sea la preparación más polémica que vas a ver esta semana, este mes o quizás incluso este año: sí, más que el Ford Mustang Hoonicorn V2 de Ken Block. Un Rolls-Royce para drag race es como si la Reina de Inglaterra se viste de drag queen en una recepción oficial. No hay por dónde cogerlo, aunque hay que reconocer que es irreverente, único, diferente y sobretodo loco, muy loco.

¿Qué sabemos sobre este Rolls-Royce preparado como un coche de drag? Sabemos que bajo esa monstruosa presencia, inspirada en el Dodge Charger que utilizaba Vin Diesel en Fast and Furious, encontramos un Rolls-Royce Silver Shadow de 1974, un sedán elegante y tranquilo que en esta conversión se ha transformado en un coche salvaje y con unas prestaciones muy locas. La verdad es que no tenemos demasiados datos técnicos pero sí te puedo decir que está a la venta en Noruega a un precio de 890.000 Coronas Noruegas, unos 93.500 euros al cambio.

 

 

También te puedo decir que bajo el capó (o casi se podría decir que encima de él) encontramos un motor V8 de origen GM con 426 pulgadas cúbicas de cilindrada (7 litros) luciendo un brutal compresor 14-71 que luce medio cuerpo fuera del capó, junto con su toma de admisión de aire. No te puedo hablar ni de potencia final ni de prestaciones, pero viendo la cantidad de refuerzos con los que cuenta el elegante cuerpo de este Rolls-Royce, seguro que es una cifra alta, muy alta.

Y es que a través de los cristales se puede ver una completa jaula de seguridad, que asegura un extra de rigidez a la carrocería y, de paso, un extra de seguridad. El interior cambia su esencia por completo, con asientos deportivos y arneses, aunque como buen Rolls seguimos encontrando cuero de gran calidad e incluso un soporte para la botella de champagne y de un par de copas.

 

Rolls-Royce tuneados, ¿nueva tendencia?

 

Este Rolls-Royce Silver Shadow preparado puede considerarse como la mayor aberración de los últimos tiempos, o al menos, una de las preparaciones más locas. Un Rolls-Royce preparado para correr: ¿una aberración histórica o algo muy molón? Ojo con lo que contestas.

Fotos y anuncio: TJ Auto

Todos los Rolls-Royce del mercado actual

Lecturas recomendadas