El Tesla Model S logra el récord de eléctricos en Pikes Peak

Porque no por ser eléctrico, no se puede ser competitivo.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
El Tesla Model S conquista Pikes Peak

Tesla ha participado con un Model S en la mítica subida a Pikes Peak por primera vez este año, y ha logrado establecer un récord en la categoría de vehículos de producción impulsados por energía eléctrica. ¿Quién decía que un coche eléctrico no puede ser divertido?

No te pierdas: Pikes Peak, así es la carrera hacia las nubes

¿De verdad el Tesla Model S ha participado en la subida a Pikes Peak? Bueno, sí y no. El coche que ha establecido el nuevo récord entre los vehículos eléctricos era un Model S, pero no del todo original. Para mejorar el rendimiento del coche en la carrera, hubo que reducir su peso 360 kg, además de incorporarle los elementos de seguridad obligatorios como la jaula antivuelco, el sistema de extinción de incendios, redes en las ventanillas y un asiento y cinturones de competición. 

Blake Fuller fue el piloto encargado de establecer el tiempazo obtenido en la subida y además es el fundador de la empresa de baterías eléctricas Go Puck, quien suministró la batería que equipaba el Model S que venció –en su categoría- en Pikes Peak, mucho más ligera que la original de Tesla.

Aunque el tiempo de 11 minutos y 48 segundos que tardó en llegar a la línea de meta el Tesla Model S pilotado por Fuller pueda impresionarte –para ser un vehículo eléctrico, es toda una hazaña-, aún queda lejos del crono obtenido por el ganador de Pikes Peak de este año: Romain Dumas –vencedor de las 24 Horas de Le Mans 2016- logró completar la subida 8 minutos y 51 segundos.

Lecturas recomendadas