Pasar al contenido principal

Tres coches donde el motor TFG de Koenigsegg sería una pasada

tecnologia coches hibridos deportivos innovacion lujo
Un pequeño motor de tres cilindros, 600 CV y tecnología punta. ¿Dónde lo metemos?

El motor TFG de Koenigsegg es una obra maestra de la tecnología. Un propulsor de tres cilindros con el sistema Freevalve que ha puesto patas arriba el downsizing, con el motor que pone sobre la mesa toda una nueva posibilidad de altas prestaciones y eficiencia. Con 600 CV y 600 Nm de par, este pequeño motor apenas pesa 70 kilos y podría ser el complemento ideal para muchísimos coches. ¿No crees? Ahí van 3 coches donde el motor TFG de Koenigsegg sería una pasada.

Toyota GT86

Toyota GT86 Black Limited
El Toyota GT86 Black Limited sólo se va a vender en Japón.

Siempre lo hemos dicho: la fórmula que propone el Toyota GT86 nos encanta. Un deportivo compacto, con un diseño muy japonés, minimalista me atrevería a decir pero también agresivo. Un interior biplaza, cambio manual y tracción trasera. El problema es un motor de cuatro cilindros atmosférico con solo 200 CV. ¡Si al Toyota GT86 le metieran este pequeño motor TFG de Koenigsegg con 600 CV sería uno de los coches deportivos más apasionantes del mercado! Te lo digo yo.

Ford Fiesta ST

2020 nuevo utilitario preparacion exclusiva version

El Ford Fiesta ST es uno de nuestros utilitarios favoritos. Radical, emocionante, con un diseño discreto pero deportivo a la vez y que cede todo el protagonismo al conductor. Un coche voluntarioso que quiere hacerte pasar un buen rato. Sinceramente, creo que si los chicos de Ford Performance pudiesen disponer del motor TFG de Koenigsegg, harían algo increíble. Yo me imagino un Ford Fiesta ST con tracción integral y 600 CV, con tecnología derivada de los rally. ¡Un digno sucesor de las bestias del Grupo B!

Mazda MX-5

nuevo mx5 transfagarasan rumania test descapotable RF Roadster Soft Top

¿Qué falta para la fiesta completa? Un descapotable. Claro. Y no uno cualquiera, sino el que probablemente sea el descapotable más querido en nuestro planeta: el Mazda MX-5. Me lo imagino con un refuerzo notable del chasis pero manteniendo la tracción trasera, para convertirse en un coche exigente y emocionante, probablemente un nuevo icono del drift. La verdad, manteniendo el peso a raya, con una versión de 400 CV del motor TFG creo que sería más que suficiente.


 

Buscador de coches

Y además