Vídeo: carrera entre Dodge Challenger Hellcat, Porsche 911 Turbo S y Nissan GT-R

Muchos caballos corriendo por una pista. ¿Llegarán todos a la meta?

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Esta carrera entre el Dodge Challenger Hellcat, el Porsche 911 Turbo S y el Nissan GT-R servirá para dilucidar cuál de ellos es el más rápido en línea recta -porque en un circuito completo, no es difícil predecir el resultado-. Sin duda, el cuarto de milla es un excelente juez para otorgar una justa victoria al coche que sea capaz de transmitir al suelo todo el potencial que su motor es capaz de desarrollar. 

En esta drag race nos encontramos ante excepcionales representantes de tres culturas muy distintas, en los que se ve muy bien el modo de hacer las cosas de cada una: el Challenger, como buen norteamericano, prefiere marcar distancias con sus rivales gracias a un enorme motor V8 de 6,2 litros y 707 CV que transmite su potencia al suelo a través de su eje trasero; por su parte, tanto el Porsche 911 Turbo S como el Nissan GT-R -¿conoces la historia de Nismo?- se conforman con sendos motores de seis cilindros de 3,8 litros de cilindrada que desarrollan, respectivamente, 580 y 550 CV transmitidos a ambos ejes mediante transmisiones automáticas de doble embrague. 

No te pierdas: el Nissan GT-R 2017 aparece en las pesadillas del 911 Turbo

De un primer vistazo, cualquiera podría pensar que el vencedor de esta carrera debería ser, de calle, el Dodge Challenger Hellcat: la brutal potencia de su motor y sus espectaculares 880 Nm de par son una buena carta de presentación para una competición donde la herramienta principal para ganar es el pedal derecho. Pero como dice el refrán, en ocasiones más vale maña que fuerza, y su tracción a un sólo eje y un peso total más bien generoso pueden ser aranceles más que costosos para la consecución de la victoria. 

No pierdas más tiempo y mira el vídeo de la carrera entre el Dodge Challenger Hellcat, el Porsche 911 Turbo S y el Nissan GT-R que te he dejado en la parte superior de la noticia. Sacarás conclusiones interesantes. A veces es mejor ser discreto...

Lecturas recomendadas