Al volante del McLaren 540C: el más asequible de los más prohibitivos...

La versión de acceso a la gloria...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear

¿McLaren 540C?

Sí, es el nuevo modelo de entrada a la familia McLaren situado justo debajo del 570S y 570GT. Cuesta algo menos que esos otros coches nuevos y su motor ofrece una potencia acorde: 540 CV en lugar de los 570 de su hermanos mayores. 

¿Hay mucha diferencia?

El hombre que ha hecho 130.000 km en su McLaren 12C Spider

Según McLaren el nuevo 540C es más lento en el 0 a 100 que el 570 -3,5 segundos para el recién llegado y 3,2 para el ya existente-, necesita un segundo más para alcanzar los 200 km/h -lo logra en 10,5- y sólo alcanza los 320... en lugar de los 328 del modelo superior. Pero en la realidad la diferencia no es demasiado apreciable...

¿Y eso?

Pues porque según nuestras propias mediciones el nuevo McLaren 540C acelera de 0 a 100 km/h en 3,1 segundos, que es exactamente el mismo tiempo que registramos este mismo año con el 570S. Además prácticamente clava el tiempo empleado en alcanzar los 160 -6,3 del 540 por 6,1 del 570- y para alcanzar los 320 necesita en realidad más de un segundo menos de lo que la firma promete, con lo cual es verdaderamente rápido... para lo que debería. 

¿Me estás diciendo que no hay diferencia entre el McLaren 540C y el 570S?

No. Las cifras son importantes, pero no siempre vas a poder conducir en una recta despejada en la que atravesar el suelo con el pedal del acelerador. La clave aquí está en los 60 Nm de par que el 540C pierde con respecto al 570, que se traducen en una menor alegría en la zona media del cuentarrevoluciones que te obliga a tirar más del cambio que en el 570S. Además, el coche se muestra más perezoso al responder al acelerador a bajas vueltas, y es notablemente más agradecido cuando la aguja pasa por encima de las 3.500. 

Algo más cambiará con respecto al 570...

Poco más, y va en serio. Exteriormente se diferencian -muy poco- en las terminaciones de sus paragolpes, el volante es distinto y el ajuste de las suspensiones se ha modificado para hacerlas algo más suaves. ¿La mayor diferencia? El dinero que ahorras en la compra -cerca de los 18.000 euros-, que puedes invertir en, no sé, mucha gasolina... 

Pero lo cierto es que este tipo de coches están diseñados para la clase de propietarios que valoran mucho tener un coche exclusivo... y caro. Pero no te preocupes: la imagen del McLaren 540C y 570S es tan similar que el único rasgo delator de que te encuentras al volante del hermano más pequeño de la casa es una chapa identificativa entre los dos asientos... que podrías tapar colocando un vaso de café. No nos agradezcas el truco, vivimos para vosotros.

¿Cómo es por dentro?

Está bien... teniendo en cuenta que es un McLaren. Comparado con el habitáculo de un Audi R8, el 540C es más espartano, angosto e íntimo -conductor y pasajero van sentados muy cerca-... y sus asientos no están demasiado bien trabajados: el mullido es duro y encontrar una postura de conducción cómoda es tan difícil como dar con los botones que regulan las banquetas. Al menos, ahora es más fácil salir y entrar gracias a un rediseño de sus puertas y podrás bajarte de él en tu puerto deportivo favorito sin perder tu dignidad. 

El sistema multimedia es bastante bueno, aunque lo normal es que te olvides pronto de él y te centres en conducir... que es lo mejor que puedes hacer con el McLaren 540C. 

Llegamos a lo interesante: ¿cómo va?

Va muy bien, casi como el 570S... y digo casi porque, debido al nuevo ajuste de suspensiones, el comportamiento en curva no es tan preciso en el recién nacido de McLaren. Además el tacto de su dirección es algo más lento. ¿Significa que es un mal coche? Ni de broma: su chasis está muy bien trabajado, es una gozada conducirlo y además transmite mucha confianza, lo cual lo convierte en una delicia... 

¿Tan bueno es?

Sí. Como ya te he dicho, su chasis es brutalmente bueno y, aunque su motor no tenga un sonido precisamente inspirador -malditos turbos-, el ritmo que podrás alcanzar cuando lo tengas un poco por la mano te hará olvidarte de todo lo malo. ¿Su dirección es algo lenta? Sí. ¿La suspensión demasiado suave? También. Pero todo eso da igual cuando caigas en su trampa y te conviertas en un adicto a devorar kilómetros con él. Vale, en el día a día no te va a tratar tan bien como lo haría un Audi R8 o un Porsche 911 Turbo, pero a la hora de la verdad... ¡oh, sí!

Vale, ¿cuál me compro? 

McLaren lanzará 15 modelos nuevos de aquí a 2022

Si estás pensando en comprar un McLaren 540C o un 570S déjame, en primer lugar, felicitarte: se nota que las cosas te van bien. Me gustaría poder probar frente a frente ambos modelos para emitir un veredicto más contundente, pero si tuviera que hacerme con uno, sin duda sería con el 570S: es más potente, con un motor más agradecido y un mejor comportamiento general. Y ya que vas a gastar esa cantidad de dinero... -el 540C no se irá contigo por menos de 150.000 euros- ¿qué importan 18.000 euros de más o de menos? 

Texto: Ollie Marriage

Lecturas recomendadas