Pasar al contenido principal

A 200 km/h y sobre tres ruedas, la carrera más loca de un Citroën Xantia

A 200 km/h y sobre tres ruedas un Citroën Xantia

Gracias a la suspensión hidroneumática 

Quizá hayas visto alguna vez vídeos de vehículos de Citroën circulando con solo tres ruedas, sin ningún problema. Pero seguro que nunca habías visto esto: a 200 km/h y sobre tres ruedas, la carrera más loca de un Citroën Xantia.

Hace más de 60 años que Citroën estrenó la suspensión neumática, una tecnología que, seguramente, haya sido la mayor aportación de la marca francés al mundo del automóvil. 

La suspensión hidroneumática apareció en 1954, cuando fue probada en el Citroën Traction Avant. Luego, debutó oficialmente en el Citroën DS, uno de los modelos más emblemáticos del fabricante.

Este sistema sustituye los muelles y los amortiguadores convencionales por un complejo sistema de esferas con un fluido especial a alta presión, nitrógeno y una membrana de caucho. 

Dos Citroën Xantia a 200 km/h y sobre tres ruedas

A lo largo de las últimas décadas, muchos vídeos de modelos de Citroën circulando con tres ruedas han rodado por Internet. De hecho, YouTube está lleno de vídeos. Pero lo que te traemos aquí es lo más sorprendente que vas a ver. Y también lo más peligroso.

En este aparecen dos Citroën Xantia de la década de los 90 de color blanco, equipados con la suspensión ‘Hidractive’, una evolución de la famosa suspensión hidroneumática controlada por ordenador, que fue estrenada a finales de los 80, por el Citroën XM.

El día en que un Citroën Xantia humilló a todos los deportivos

A los dos coches les falta la rueda trasera derecha y circulan por una carretera en algún lugar de Oriente Medio a muy alta velocidad. En un momento del vídeo, el cámara que va en el coche de atrás enfoca el velocímetro, que más 180 km/h. Luego, se aprecia cómo los dos Xantia aumentan la velocidad, hasta superar los 200 km/h.

La escena es tan sorprendente como peligrosa, ya que circular a 200 km/h y con solo tres ruedas no es lo más seguro. Hay un momento en el uno de los Xantia se ve obligado a esquivar un camión

Finalmente, ambos coches se detienen en el arcén y terminan con la carrera, no sabemos si para volver a instalar la rueda que falta. 

Dejando a un lado lo temerario que resulta esta acción, este vídeo sirve para mostrarnos hasta dónde llegaban las capacidades de la suspensión hidroneumática de Citroën. 

Etiquetas:

coches clásicos

Y además

Buscador de coches