Pasar al contenido principal

Por qué en 2019 están subiendo los precios de los coches (y no te enteras)

Aquí tienes las causas que lo han motivado

Imagen de perfil de Javier Leceta
Coches exentos impuesto matriculación con WLTP
 

Aunque el precio de los coches se ha incrementado con la llegada del año 2019, muchos compradores desconocen que esto está ocurriendo y, sobre todo, el por qué. Pero, ¿a qué se debe esta subida del precio de los coches en 2019? Existen varias causas que explican este fenómeno.

En primer lugar, y como un adelanto poco halagüeño, este incremento de los precios, que podría llegar en un futuro hasta una media de 1.500 o 2.000 euros por vehículo, ya ha sido reconocido por varias marcas. Volkswagen y otras firmas pertenecientes al grupo automovilístico alemán (Seat entre ellas) ya han reconocido a lo largo de las últimas semanas que se verán obligadas a incrementar el precio de sus coches nuevos en 2019 para hacer frente a los gastos motivados por el cumplimiento de los requisitos de la nueva normativa europea de emisiones de CO2.

 

Las exigencias europeas en materia de emisiones

A través de esta, la Unión Europea impondrá sanciones a aquellas marcas que en el año 2021 no cumplan el límite promedio de emisiones de CO2 en sus gamas, cifrado en 95 g/km. El importe de las multas será de 95 euros por cada gramo que superen y en cada unidad. Teniendo en cuenta que, a dos años vista, muchas marcas rebasan los 115 g/km, no es descabellado pensar que con este incremento del precio de sus vehículos, las marcas pretenden ir haciendo caja para para las más que previsibles sanciones que llegarán en 2021 y que en algunos casos pueden ser realmente cuantiosas.

 

Tubo escape

 

Pero el impacto de las futuras exigencias medioambientales europeas en el precio de los coches no acaba aquí. Según ha informado Volkswagen, esta normativa más estricta ha motivado, entre otras medidas, que el fabricante tenga que emplear materiales más ligeros, y por lo tanto más costosos, en la construcción de sus modelos para alcanzar las cifras de emisiones fijadas por Europa, algo que hará necesario un “aumento significativo de los precios”. Este incremento se aplicará a medio plazo y previsiblemente será más apreciable en los modelos más económicos de su gama.

Además, la nueva estrategia de electrificación de las marcas -que jugará un papel fundamental en la rebaja de la media de emisiones de sus flotas- ha incrementado considerablemente sus inversiones en I+D+I, algo que muy posiblemente acabará repercutiendo también en el precio de sus modelos. 

 

El impacto del nuevo protocolo WLTP

Pese a su moratoria hasta 2021, la llegada del nuevo ciclo WLTP (Worldwide harmonized Light vehicles Test Procedures) también jugará un papel importante en la subida del precio de los coches en el futuro más inmediato.

Por si te pillamos fuera de juego, el WLTP es un nuevo ciclo de homologación de vehículos nuevos que pretende mejorar la precisión a la hora de calcular el consumo y las emisiones en comparación con el anterior NEDC usado hasta ahora y basado en una conducción teórica que no se realizaba en situaciones reales de circulación.

 

 

El WLTP hace que las emisiones de los coches den unos valores mayores -y también más cercanos a la realidad-, por lo que si hubiera entrado en vigor el 1 de enero de 2019 -como estaba previsto inicialmente-, el precio de muchos coches se habría incrementado considerablemente (se habla de una media entre 1.500 y 2.000 euros). Así, muchos vehículos que hasta ahora no pagaban el impuesto de matriculación por estar por debajo de los 120 g/km de CO2 habrían tenido que pagarlo, y otros encuadrados en un determinado tramo habrían visto como su impuesto de matriculación incrementaba su coste.

Según ha informado Faconauto (Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción), actualmente solo pagan impuesto de matriculación el 20% de los coches nuevos, una cifra que hubiera pasado al 80% en el caso de que la normativa WLTP hubiera entrado en vigor el pasado mes de enero.

No te pierdas: ¿Por qué el WLTP bajará los precios en 2018 y los subirá en 2019?

Pero pese a este moratoria, la llegada del WLTP sí ha motivado una subida de precio de los coches en 2019. Los modelos nuevos que ya se homologan con el ciclo WLTP utilizarán hasta diciembre de 2020 un valor correlacionado alternativo al del WLTP para determinar su impuesto de matriculación- Este valor, que es cercano a la cifra que saldría con la antigua norma de emisiones., hace que en vez de incrementar el índice de emisiones en un 20% (correspondiente a si se usara la medición del WLTP) lo haga en torno a un 5%.

Como ves, el incremento en el precio de los coches entre 2019 y 2020 no será tan grande como el previsto, pero estará ahí. Por eso es muy importante que a la hora de comprar un coche nuevo te fijes si el modelo elegido se encuentra entre los penalizados en este ajuste del índice de emisiones o no.

No obstante, este incremento de precio -que como ya te hemos comentado será mucho más notorio a partir de 2021- pasa en muchas ocasiones desapercibido para el comprador. El motivo es que el impuesto de matriculación es pagado directamente por el concesionario cuando compramos el coche, aunque lógicamente repercute en el precio final.

 

Lecturas recomendadas