Pasar al contenido principal

¿Por qué el WLTP bajará los precios en 2018 y los subirá en 2019?

Un buen momento para comprar un coche nuevo

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Mercedes WLTP

La Unión Europea ha dado de plazo hasta el 1 de septiembre de 2018 para que todos los coches nuevos estén homologados según el ciclo WLTP. El protocolo Worldwide Harmonised Light Vehicle Test Procedure, más conocido por sus siglas WLTP, sustituye al anterior, el NECD, que data de 1980 y que medía el consumo de carburante de un vehículo durante 20 minutos y 11 km en situaciones un tanto asépticas y de control en un laboratorio.

ÍDEO: Así es el nuevo protocolo WLTP de emisiones en España

Algo que tratará de corregir el WLTP realizando una medición durante 30 minutos y 23,25 km, con un 52% del mismo simulando un uso urbano y 48 en vía rápida, aumentando las velocidades a las que se circula y realizando cambios de marcha más acorde con una conducción real. Su objetivo es recrear una situación más realista y medir los consumos energéticos de los vehículos, tanto diésel o gasolina como el de los coches eléctricos en una condiciones más próximas a la realidad actual.

Desde 2017 comenzó la implantación progresiva y en este el último tercio del año 2018 llegará la restricción que podría ser un gran problema para ciertos fabricantes ya que, desde el 1 de septiembre, los coches nuevos deberán estar homologados según el ciclo WLTP, quedando bloqueados los que no hayan pasado los test del NECD.

Esto puede suponer que, aquellos fabricantes que no cumplan esta exigencia, se vean con ingentes cantidades de automóviles sin poder vender. Como siempre, como se da por hecho que es imposible hacer las pruebas a todos los coches antes de su comercialización, se permitirá vender hasta un 10% de las ventas totales de cada marca de vehículos que no hayan pasado por el aro del ciclo WLTP hasta el 31 de diciembre de este año. Pero, para los fabricantes más potentes, aún así, esto podría suponer una acumulación de vehículos sin poder vender.

Mercedes WLTP

Coches en stock por el WLTP

Como ocurre con los productos de rebajas en cualquier sector, podríamos encontrarnos con la situación de que, hasta el 1 de septiembre, las marcas, a través de sus concesionarios, quieran, literalmente, desprenderse de sus coches, de los que no hayan pasado las pruebas del WLTP y los ofrezcan con suculentos descuentos o incluyan alicientes que incentiven su venta.

Incluso, podría darse la situación de que los concesionarios matricularan ciertas cantidades antes de septiembre para luego venderlos como km 0 en el mercado de ocasión ya que esta normativa no se aplicaría sobre coches de segunda mano.

Por otro lado, como decía al principio, los datos de consumo del nuevo protocolo de medición WLTP conllevarán un aumento de los datos homologados del gasto energético y esto penalizará a los vehículos más glotones y, por ende, a los que obtengan mayores índices en la emisiones de gases contaminantes.

Hay que tener en cuenta que, en países como el nuestro, el volumen de gases nocivos emitidos actúa como referencia a la hora de fijar el impuesto de matriculación, que toma las tasas de CO2 emitidas a la atmósfera como gravamen, incluso incentiva aquellos que, hasta ahora, no superaban los 120 g/km recorrido, cantidades medidas según el ciclo NECD y que pueden conllevar una subida de impuestos en la matriculación de coches nuevos desde 2019.

Y si estás buscando coche nuevo, recuerda que tienes la información de marcas y modelos en nuestras fichas

Lecturas recomendadas