Pasar al contenido principal

¿Un BMW E30 con 800 CV inspirado en el DTM? Sí, gracias

BMW Serie 3 E30 de Mush Alkarkhi inspirado en el DTM
David Arellano / daar_creative

Perfecto por dentro y por fuera

Los años 90 fueron una década mágica para el DTM -Deutsche Tourenwagen Masters-. Quién no recuerda esas emocionantes batallas en pista con los BMW M3 E30 y los Mercedes 190E yendo al límite, con milímetros de distancia entre ellos y chispas saltando cada vez que apuraban más de la cuenta las curvas y se levantaban levemente del suelo. Era competición con mayúsculas, sin aditivos, y allí se hicieron famosos muchos modelos con sus peculiares decoraciones.

Uno de los más llamativos fue el de Allen Berg, de Tauben Motorsport, con una llamativa decoración fruto del patrocinio de la empresa de caramelos Tic Tac. Aquel diseño marcó a muchos, entre ellos a Mush Alkarkhi, quien lo ha recreado en su nuevo E30.

Se trata de un modelo modificado con un motor seis en línea S52B32 proveniente de un M3 E36 de especificación norteamericana. El bloque ha sido reconstruido y se le ha añadido un turbocompresor que le permite ofrecer 811 CV, aunque se podría incluso aumentar su potencia hasta unos descomunales 1.115 CV.

Este no ha sido el único cambio que ha sufrido el Serie 3 de Alkarkhi, del que ya queda poco. Además del motor, también ha recibido de un E36 la caja de cambios manual de cinco velocidades, así como los frenos provienen de un E46. Por otro lado, cuenta con una nueva centralista y sistema de combustible, además de un sistema de escape personalizado, diferencial de deslizamiento limitado, suspensión de aire… Es más fácil mencionar qué no ha sido modificado en este coche.

Todo esto se une a los cambios en el exterior como el kit de carrocería ‘Live to Offend’ y las llantas de 18 pulgadas de una empresa llamada Brixton Forged. Se podría decir que el único resquicio de originalidad de este E30 se sitúa en el interior, aún con una buena parte de los paneles que ya montaba y la tapicería de piel de este modelo. Prácticamente el habitáculo ha permanecido intacto, a excepción de algunas pantallas para monitorizar datos del coche.

Es evidente que es una creación que ha requerido de mucho tiempo y dinero, pero también de buen gusto, algo que no siempre está unido a los otros dos requisitos. Y a vosotros, ¿qué os parece?

Etiquetas:

DTM

Y además

Buscador de coches