Pasar al contenido principal

BMW X5 30d o 40i, ¿diésel o gasolina? ¿Cuál es más recomendable?

Un súper SUV con dos motores muy interesantes.
Imagen de perfil de Raul Salinas
suv lujo aleman altas prestaciones combustible frontal

Elegir el BMW X5 30d o 40i puede ser una decisión difícil. El refinamiento y potencia del gasolina o la eficiencia del diésel. Siempre he comentado que en los grandes SUV los diésel tienen una oportunidad, especialmente si son tan buenos como el diésel de BMW, una bestia que combina como pocos buenas prestaciones con unas cifras de consumos muy interesantes.

Te interesa: estos 3 BMW gasolina son mejores que estos 3 BMW diésel

Lo primero que hay que dejar claro es que ambas versiones cuestan prácticamente lo mismo: el BMW X5 xDrive40i cuesta 77.850 euros, mientras que el BMW xDrive30d cuesta 78.300 euros. ¡Y eso que el diésel tiene 54 CV menos! Pero ojo porque tiene buenos atributos a sus espaldas.

BMW X5 ¿diésel o gasolina?

suv lujo aleman altas prestaciones combustible frontal

Quizás sea la pregunta más realizada durante el proceso de compra del BMW X5. Vamos con las diferencias y la primera y más evidente es el motor. El BMW X5 40i equipa un fantástico motor de gasolina de seis cilindros y 3 litros de cilindrada, capaz de generar 340 CV y 450 Nm de par entre las 1.500 y las 5.200 revoluciones. Un motor muy elástico y equilibrado que homologa un consumo real de 10 litros y 226 gramos de CO2 por kilómetro.

Con este motor de gasolina, el BMW X5 es capaz de acelerar de cero a cien en 5,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 243 km/h. También hay que dejar otras cifras interesantes, como por ejemplo el peso, de 2.135 kilos, algo inferior a la de la versión diésel equivalente.

BMW X5 xDrive 30d, ¿el más recomendable?

suv lujo aleman altas prestaciones combustible frontal

El BMW X5 diésel es una opción súper válida en los tiempos que corren: emite 197 gramos de CO2 por kilómetro y gracias a sus tecnología es capaz de eliminar gran parte de las sustancias contaminantes pesadas de los diésel. Pero antes, deja que te dé más detalles del motor.

Este motor diésel de BMW tiene seis cilindros y tres litros de cilindrada. También cuenta con turboalimentación y sus cifras son muy interesantes. Hasta aquí, bastantes parecidos, ¿verdad? Este BMW X5 diésel tiene 265 CV y 620 Nm de par entre las 2.000 y las 2.500 vueltas. Es decir, tiene más par, más fuerza, pero se ofrece en un inferior rango de revoluciones. Es decir, es un motor que casi siempre se moverá entre las 1.500 y las 3.000 vueltas.

¿Y el consumo? Homologa un consumo de 7,5 litros a los 100 km. ¿Y de las prestaciones? Pues acelera de cero a cien en 6,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 230 km/h. Parece claro que por prestaciones también va muy bien servido.

Conclusión: ¿BMW X5 40i o 30d?

El BMW X5 xDrive40i es más potente y sus prestaciones son mejores, aunque bajo mi punto de vista, tiene dos cosas buenas: mayor refinamiento y un precio muy interesante dado su potencial y sus prestaciones.

suv lujo aleman altas prestaciones combustible frontal

Sin embargo, con la cabeza, el BMW X5 xDrive30d sigue pareciendo la opción más sensata. El ahorro de combustible es notable, pese a costar apenas 450 euros más: en semanas habrás recuperado la inversión. Y sí, corre menos, pero con una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos, para un coche familiar como este, creo que no necesitas más.

¿Y refinamiento? La diferencia es escasa en los tiempos que corren y el extra de par puede ser interesante para un uso off-road o si ocasionalmente tienes que tirar de algún remolque. En definitiva: el X5 de gasolina es recomendable para quien use el coche ocasionalmente y quiera un extra de prestaciones y refinamiento. Si lo vas a usar mucho o si quieres la opción económicamente más rentable, el diésel sigue siendo la mejor opción.

Buscador de coches

Y además