Pasar al contenido principal

Los coches de Kim Kardashian: lujo y exhuberancia

Viendo los carrazos de la señorita, está claro que me he confundido de profesión.

Imagen de perfil de Javier Prieto

Podríamos decir que los coches de Kim Kardashian poseen las mismas características que su propietaria. Son llamativos y exuberantes, y a su paso, no dejan indiferentes a nadie. Vamos que nos recuerdan a los automóviles de Paris Hilton, su gran rival mediática, y a los de Beyoncé.

Lo que está claro es que a la famosa celebrity estadounidense la encanta el lujo, y los vehículos (de alta gama) son su perdición. Se mueve por su particular filosofía vital del "que se note que estoy forrada" y por el "antes muerta que sencilla".

Y la verdad es que con sus ingresos -unos 6 millones de dólares anuales-, que son casi tan abultados como los sueldos de algunos pilotos de la F1, puede permitirse cualquier antojo motorizado. 

Por eso mismo ya te puedes imaginar los carrazos que duermen en el garaje de su mansión en Los Ángeles. Rolls, Bentley, Ferrari, Maserati, Mercedes o Range Rover son algunos de sus marcas favoritas. 

Kim posa en un Gallardo Spyder

 

Si te has fijado, casi todos sus caprichitos rodantes son fabricantes europeos, algo extraño para los famosos de la tierra de las hamburguesas. Allí, aunque poseer modelos del Viejo Continente es todo un gesto de distinción, suelen ponerse al volante de alguna joya de su propio país.

Está claro que la estrella televisiva es de morrito fino y que en el tema de los vehículos, está al día. Vamos que de tonta no tiene un pelo.

 

Los (muy) deportivos

Sin ninguna duda, los deportivos europeos forman parte de los coches favoritos de Kim Kardashian. Más concretamente, las creaciones italianas son su oscuro objeto deseo.

Así lo demuestra cuando se pasea con sus Ferrari 430 (antracita) y 458 Italia (blanco) o cuando es fotografiada en un impresionante Lambo Gallardo Spider (antracita). 

Para disfrutar de los días soleados, que en California son la mayoría, cuenta con un Bentley Continental GTC (negro) personalizado, mientras que el Maserati GT Cabrio lo deja para Miami.

 

Kim Kardashian posa en un Maserati Gran Turismo

 

Berlinas y todoterrenos

Como es natural, las berlinas y los todoterrenos más exclusivos tampoco podían faltar entre la flota de coches favoritos de Kim Kardashian. Y es que no todo es fardar con un pedazo coupé y pegarle acelerones. 

Cuando se quiere sentir como una artista de cine llegando a un estreno, pues se pone al volante de su impresionante Rolls Ghost (blanco). Eso por no hablarte del Maybach que tiene a su servicio en New York. Eso sí que es poderío y opulencia.

Tampoco se han resistido a sus encantos algunos todoterrenos. De hecho, ha mantenido intensos romances con un Range Rover (negro) o un Mercedes G63 (negro). 

Por cierto, no te pierdas la galería. Te van a molar los increíbles coches de Kim Kardashian.

 

 

 

Lecturas recomendadas