Pasar al contenido principal

Los coches de Beyoncé: tan admirados como su propietaria

Los coches de Beyoncé despiertan (casi) tanta admiración como ella. Rolls-Royce, Cadillac, o Mercedes son algunas de las marcas favoritas de la cantante tejana que acaba de ganar otros dos Grammy.

Imagen de perfil de Javier Prieto

Los coches de Beyoncé tienen el privilegio de transportar a una propietaria que la pasada madrugada ha recibido dos nuevos premios Grammy en el Staples Center de Los Ángeles, que se suman a la veintena que ya atesoraba. Unos modelos que son la envidia de los amantes de las cuatro ruedas, tal y como ocurre con la colección de coches de Fernando Alonso.

La artista tejana, que se encuentra embarazada de gemelos, es una amante del lujo en general. Y claro los vehículos no se apartan de dicha tendencia. Desde luego que esta afirmación no es ninguna novedad para una estrella que posee una fortuna estimada en 290 millones de dólares, según Forbes.com.

Y claro, sus caprichitos rodantes se encuentran en sintonía -nunca mejor dicho- con la abultada cuenta bancaria. Así, algunos de los modelos más exclusivos de Rolls-Royce, Mercedes o Cadillac duermen en su inmenso garaje. Ya se sabe que, como diva del pop, lo suyo es dar el cante y la nota. Pero su flota, similar en calidad a los vehículos de Justin Bieber, se encuentra lejos de los automóviles de Elvis Presley o de Freddie Mercury. Para alcanzarlos, la artista de 35 años tendrá que rascarse un poco el bolsillo.

Caprichos europeos

Entre la colección de coches de Beyoncé destaca un Rolls Silver Cloud II de 1959. Este precioso modelo clásico y descapotable es uno de sus favoritos. De hecho no dudó en posar junto a él y mostrarlo en las redes sociales.

Porque, ¿para qué acumular riqueza si los demás no se enteran de todo lo que tienes? En más de una ocasión Beyoncé se ha puesto al volante del precioso automóvil británico para darse una vuelta con su familia por los Hamptoms. Ya sabes, esa zona tan pija situada en Long Island, cerca de Nueva York.

Siguiendo con sus maravillas europeas, Mercedes es otra de los fabricantes que la hacen tilín. Si no te lo crees solo tienes que observar el rostro de felicidad que exhibe junto a un impresionante SLR McLaren

Para esos momentos en los que se siente parte la clase media americana, también dispone de un humilde Mercedes Clase S. Pero tranquilo, que en cuanto se la pasa esa fiebre proletaria vuelve a ocupar las plazas traseras de un increíble y ostentoso Maybach 62s.

¿Una Mercedes Sprinter de un millón? 

En plan familiar, y muy práctico ahora que pronto llegará una parejita de bebés, es su Mercedes Sprinter que en Top Gear hemos bautizado como Serie Ilimitada Beyoncé. Porque según diversos medios presuntamente serios la furgoneta esa le habría costado un ¡millón de dólares! En su interior ha ordenado instalar todo tipo de comodidades, desde un equipo de música valorado en 150.000 dólares hasta un cuarto de baño completo, pasando por todas las excentricidades que te puedas imaginar...y algunas que no. Desde luego que la opulencia de los coches de Beyoncé no deja de sorprendernos.

Un coche americano

Dejando de lado las máquinas europeas, y como buena patriota que es, también cuenta con algún vehículo de su país. Ese honor le corrsponde a un Cadillac Escalade que parece un tanque.

Bueno, y aquí lo dejamos porque no es cuestión de seguir poniéndote los dientes largos, que te van a llegar al suelo.

 

 

 

 

 

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear