Los coches de Fernando Alonso (sí, los de calle)

El asturiano podría montar otro museo con sus maravillas de carretera

Imagen de perfil de Javier Prieto

Como en Top Gear somos ¿un poco? cotillos nos hemos preguntado cuáles son los coches de Fernando Alonso fuera de los circuitos. Sí, los utilitarios que lleva cuando va a comprar el pan y esas cosas. Como te puedes imaginar, después de 17 años en la élite de la Fórmula 1 y dos campeonatos del mundo, ha catado los mejorcito del momento. No obstante, en la lista hay un poco de todo, desde modelos modestos de Renault y Fiat hasta pepinos de ensueño de FerrariMcLaren y Maserati. Por cierto, ¿sabías que uno de sus vehículos favoritos es el Ferrari 250 GTO

 

Fernando Alonso con la L

 

Ser uno de los mejores pilotos de la F1 y cobrar un pastón, le permite ponerse al volante de un montón de máquinas alucinantes, unos se los ceden como automóviles de empresa y otros se los compra él. El único inconveniente que tiene esta profesión son las cláusulas contractuales de exclusividad que le imponen las escuderías y por las que no puede conducir vehículos de la competencia. En ese caso se tiene que conformar con darse unas vueltas por sus maravillosos garajes; éso o decirle a su primo que lo saque del parking para quitarle el polvo al motor. 

Por si no lo sabías, El Nano se sacó el carnet de conducir a la primera con un Renault Mégane en 1999. Como curiosidad te diremos que en el examen le amonestaron por ir ¡demasiado despacio! No es broma.   Más tarde, se convertiría en bicampeón del mundo -2005, 2006- con esa misma marca francesa. Y siguiendo con las causalidades, adivina cuál fue uno de los primeros coches de Fernando Alonso en la escudería gala: un Renault Mégane. ¿No te lo crees? Pues disfruta con este vídeo en el que el asturiano recorre con un Mégane Sport el antiguo trazado de Nordschleife, Nurburgring.

 

 

En 2007 dio el salto a McLaren. Y pasó de moverse con un utilitario a hacerlo con un Mercedes SLR McLaren 722 Edition. ¡Menudo cambio! Es cierto que en el tema deportivo, la cosa salió mal. Abandonó Woking tras un año tormentoso. Pero, se dio el lujazo de sentarse en uno de los mejores coches de calle. ¡Qué privilegio poder ir a comprar el pan en semejante aparato!

 

 

Entre 2010 y 2014 compitió con La Scuderia. En esa época descubrimos algunos de los más espectaculares coches de Fernando Alonso. Son auténticas piezas de colección. Porque todo lo que sale de Maranello es una joya con ruedas. Uno de ellos, el Ferrari 458 Italia lo encargó en un blanco perlado que es increíble. No está nada mal para acudir con él a trabajar.

Pero claro, el asturiano necesitaba un descapotable para que en los días soleados pudiera desplazarse desde su hogar en Suiza hasta la fábrica transalpina. Así llegó un espectacular Maserati Gran Cabrio de color negro. Otro de los caramelitos de la cole es un Ferrari FF. Parece ser que se lo regaló Montezemolo -presidente en aquella época- por su sensacional actuación en el GP de Malasia 2012. A ti y a mí también nos gustaría recibir ese tipo de obsequios de nuestros jefes, ¿verdad? 

 

 

Últimamente se le ha podido ver con un impresionante McLaren 650S. Esta maravilla de color naranja es uno de sus bugas más alucinantes. El mencionado buga debe ser el de los domingos porque también se ha puesto a los mandos de un Honda Civic Type R. Siguiendo con los pata negra orientales, el año pasado se lo pasó pipa probando el brutal Honda NSX en el circuito de Estoril donde acudió para un evento promocional.

Dejando a un lado sus coches mundanos, aquí tienes una galería de las mejores remontadas del ovetense en la F1.

 

 

 

Lecturas recomendadas