Cuidado, delincuentes; esta es la nueva Ford F-150 de la Policía

No hagas fechorías en los Estados Unidos, a menos que quieras acabar en la parte trasera de la nueva Ford F-150 que gasta la Policía por aquellos lares…

Hay muchas cosas que pueden persuadirte para que no cometas un delito en Estados Unidos, como la nueva Ford F-150 de la Policía. Ah, y también las armas que llevan los agentes, así como las importantes penas de cárcel, por supuesto.

Pero la F-150 es un gran elemento disuasorio. Está personalizada con el ‘Pack para Vehículos de Servicios Especiales’ de la marca del óvalo y sus compradores pueden elegir entre la propulsión trasera o la tracción total. Bajo el capó se coloca, según lo que prefiera el consumidor, un monstruoso motor de 5 litros V8 o el algo menos intimidatorio 3,5 Ecoboost. De acuerdo con lo que asegura Ford, cualquiera de las dos mecánicas garantizará que “nunca haya escasez de potencia”. Lo creemos.

Hay más cosas. Un alternador de alto rendimiento se asegura de que las enormes luces giratorias de esta pick-up no sequen la batería a toda mecha. Y cuenta con unos asientos de fácil limpieza que serán muy útiles cuando los detenidos se pongan en plan, digamos… conflictivo.

Otros integrantes de la gama de Vehículos de Servicios Especiales incluyen una Transit diseñada para el transporte de tipos peligrosos. “Ofrecemos una familia entera de coches policiales”, dice Arie Groeneveld, ingeniero jefe de Ford para estos productos. “Nuestra línea pretende satisfacer las necesidades únicas de los agentes de la Ley, y esta F-150 es una extensión de esa propuesta”, añade.

En cualquier caso, si estás pensando en hacerte con una para tu comisaría, te advertimos: el perro que aparece en las fotos no forma parte del equipamiento de serie. Hasta donde sabemos, de hecho, ni siquiera está en la lista de opciones.

 

Lecturas recomendadas