Pasar al contenido principal

Vídeo: así se derrite una llanta de aluminio. Y es precioso

Sayonara, baby!

Imagen de perfil de Alex Aguilar

¿Lloraste con el final de Terminator 2 -donde encontrarás una de las persecuciones más espectaculares de la Historia del cine-? No te preocupes, no es algo de lo que debas avergonzarte y en realidad significa que en tu corazón todavía hay espacio para algo de humanidad. Y nada hay más humano que disfrutar de la destrucción: así se derrite una llanta de aluminio. Quedarás atrapado o atrapada bajo los efectos de la hipnosis...

¿Alguna vez has visto una quemada de rueda a través de una cámara térmica?

Si por algo nos caracterizamos en Top Gear es por intentar ocupar tu tiempo libre por todos los medios posibles. Hace algo de tiempo te dejamos una lista con las mejores películas de coches para que te pudieras quedar un fin de semana completo dentro de casa... pero no siempre se dispone de tanto tiempo. Por eso, a los vídeos tan didácticos como destructivos donde te mostramos cómo explota un disco de freno o qué le sucede a tu coche si le cambias el aceite por Coca-Cola hoy añadimos el que puedes ver a continuación: así se derrite una llanta de aluminio. 

Te ha gustado, ¿eh? Lo cierto es que ver un trozo de metal cambiando de estado siempre es algo tan espectacular como plástico, y por eso he pensado que deberías verlo. Tantas veces como quieras. Durante horas. Te dejo que lo veas con calma, porque sé que ya has quedado en sus garras y no puedes concentrarte en otra cosa. Sayonara, baby!

Lecturas recomendadas