Pasar al contenido principal

El conductor del Tesla Model S accidentado podría haber estado viendo una película

El coche autónomo puede ser el futuro, pero no hay que olvidarse de conducir: las películas, en el cine.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Piloto automático del Tesla Model S

Un error en el sistema de piloto automático de un Tesla Model S sumado a una posible distracción del conductor al encontrarse viendo una película en el momento del suceso parecen haber sido la causa del primer accidente mortal que sufre un vehículo de la firma norteamericana de vehículos eléctricos, de acuerdo a un informe facilitado por el propio fabricante a la NHTSA -la Administración Nacional de la Seguridad del Tráfico en Estados Unidos-. 

No te pierdas: Un Tesla Model S bate el récord entre los vehículos eléctricos en Pikes Peak

Según el documento emitido por Tesla, el pasado mes de mayo un conductor llamado Joshua Brown, residente en Ohio y de 45 años de edad falleció en Florida al impactar el Model S que conducía contra un camión mientras circulaba con el piloto automático activado. Según se ha podido saber en las primeras conclusiones de la investigación, el error del piloto automático -aún en fase de desarrollo- pudo tener su causa en el color brillante del camión, que en las condiciones de alta luminosidad de la escena habrían confundido al sistema al hacerlo pasar por un trozo de cielo en el horizonte. Nuevos avances en la reconstrucción del accidente parecen indicar que Brown podría encontrarse viendo una película en un reproductor DVD portátil, según afirma el propietario del camión que recibió el impacto. 

Este accidente no ha hecho más que alimentar la ya existente controversia alrededor de la seguridad de los coches autónomos, que empresas como Google o Apple consideran el epicentro de la movilidad del futuro. Otros productores y líderes de opinión además han aprovechado para cargar muy duramente contra Tesla, pues la marca ha puesto en un serio aprieto a más de un gran fabricante al demostrar que la energía eléctrica puede ser empleada para crear coches que resulten tan emocionantes o más que los propulsados por energías tradicionales -f*ck the fuel economy, you know what I mean?-. Personalidades de la talla de Eric Noble, presidente de CarLab en California, consideran "inconcebible que se lancen al mercado tecnologías aún sin probar a fondo. Ningún otro fabricante de automóviles pondría en la carretera una tecnología así sin probarla primero". Razón no le falta, aunque las masivas y cada vez más frecuentes llamadas a revisión de automóviles nuevos son la prueba evidente de que la tecnología siempre se lanza al mercado sin probarse lo suficiente. Así que, por ahí, mejor no vayamos. 

Joshua Brown era un miembro muy activo de la comunidad de Tesla en la red, y había subido a su canal de YouTube varios vídeos -abajo te dejo algunos- donde demostraba el funcionamiento del sistema de piloto automático de su Tesla Model S. Pese a ser consciente de que el sistema se encuentra en fase de desarrollo -donde los clientes finales están siendo los encargados de probar, sugerir mejoras para el mismo y de paso, hacer alguna que otra broma-, una distracción podría haber sido la causa determinante del accidente, pues según indican las primeras investigaciones ni el piloto automático ni el conductor hicieron ninguna maniobra para evitar el impacto contra el camión. Todo parece indicar -aunque aún no se ha dado por demostrado- que en el momento del choque el propietario del Tesla podría haber estado viendo una película de la saga Harry Potter en un reproductor DVD portátil, que continuaría encendido en los momentos posteriores al trágico percance. 

Aún es pronto para emitir un juicio válido y definitivo sobre las causas del accidente y la viabilidad del coche autónomo en un futuro inmediato. La NHTSA está preparando un completo informe que saldrá a la luz este mismo mes con algunas recomendaciones a los fabricantes orientadas al incremento de la seguridad de sus productos, con un peso muy importante de los sistemas orientados a la conducción autónoma. Pero lo que es evidente es que, independientemente de las ayudas a la conducción que pueda incorporar un vehículo, el último responsable de su circulación por la vía es el conductor. Vacilar a tu cuñado con el control de cambio de carril de tu coche nuevo está muy bien, pero como dice BMW en uno de sus últimos y más brillantes anuncios: 

"Cuando conduzcas, conduce". 

Lecturas recomendadas