Pasar al contenido principal

Ford se resiste a abandonar los motores térmicos y otorga al Focus un diésel con cambio automático

Ford Focus 1.0 EcoBoost ST-Line

Tendrá dos escalones de potencia, 95 y 120 CV y el más potente podrá llevar una caja automática de ocho velocidades

El tsunami de vehículos eléctricos que vive el universo de la automoción va a tener, de momento, marcas que se resistan a dejar la combustión interna. Entre ellas está Ford, que ya ha comunicado que el Focus está disponible en ciclo diésel (ya lo estaba en gasolina).

La cuarta generación de este compacto, que llegó a los mercados a finales de 2021, apostará por el gasóleo para impulsar sus ventas con el fin de seguir dando batalla a sus rivales, que están apretando el acelerador en número de coches vendidos (Volkswagen Golf, el Peugeot 308 y el Seat León).

Motor español INNengine

El motor térmico español INNengine puede revolucionar la industria del automóvil

Hasta la fecha el Focus había venido estando disponible con un motor diésel 1.5 EcoBlue de 115 CV, aunque hoy por hoy la opción por defecto es el 1.0 Ecoboost de gasolina con 125 y 155 CV... Salvo en el Ford Focus ST, que utiliza un 2.3 de 280 CV.

El compacto, que dejó de fabricarse en la factoría de Almussafes (Valencia) para trasladarse a la ciudad alemana de Saarlouis, va a apostar ahora por un propulsor 1.5 litros EcoBlue con dos niveles de potencia: 95 y 120 CV. Este motor se puede asociar a los niveles de acabado ST-Line y Active así como en sus variantes X y Style. 

Ford Focus Sportbreak y Hatchback 2022

Para que haya más opciones, Ford ha pensado en dos variantes de carrocería: el modelo Hatchback (cinco Puertas) y el modelo Sportbreak (Familiar). 

Si profundizamos algo más en la mecánica de este nuevo Focus EcoBlue diésel, veremos que el bloque de cuatro cilindros de aluminio tiene exactamente 1.500 cc y desarrolla  300 Nm de par máximo con las dos potencias, aunque solo el 120 está asociado a una caja de cambios automática de ocho velocidades.

Según los datos de la propia compañía, el Focus diésel de 2022 homologa un consumo medio de combustible de 4,0 litros a los 100 km y unas emisiones de CO2 de 106 g/km según el ciclo WLTP tanto con 95 como con 120 CV, y solo la versión automática (exclusiva de la versión 120) sube hasta los 4,4 l/100 km.

Dependiendo de la versión que escojas, podrás tener un equipamiento muy enfocado: por ejemplo, en el ST-Line destacan las llantas de aleación de 17 pulgadas, el sistema de info-entretenimiento SYNC 4 con pantalla táctil, navegador o el cuadro de instrumentos con pantalla TFT de 4,2 pulgadas.

En la gama Active se añadirán elementos como la tapicería Active, el techo interior gris claro, el sensor de lluvia, las barras de techo negras o la suspensión Active. Aparte, las dos versiones añaden paquetes adicionales que las convierten en ST-Line X y Active X con algo más de equipamiento.

Ford aún no tiene publicados precios del Ford Focus EcoBlue diésel, pero en gasolina parten de los 26.051 euros para el ST-Line 1.0 Ecoboost de 125 CV (que es la versión base), hasta los 30.970 euros del 1.0 Active-X de 155 CV con caja automática. En cuanto al Focus ST, el precio parta de los 35.500 euros de la versión manual.

Ford Focus

Ford Focus
Ver todas las versiones

Y además

Buscador de coches