Pasar al contenido principal

El motor térmico español INNengine puede revolucionar la industria del automóvil

Motor español INNengine

Se basa en el concepto de motores opuestos de James Atkinson

Juan Garrido Requena. Quédate con este nombre. Este joven ingeniero granadino de tan sólo 36 años es el artífice de un nuevo diseño de motor de combustión interna que puede ser la revolución en la automoción mundial. 

Su propulsor promete conseguir una relación entre el peso, el tamaño y la potencia jamás visto en un bloque de combustión interna al uso. Parece, una especie de aparición, de maná, para los motores diésel y gasolina, si bien es normal que genere dudas hasta que pueda instalarse en un coche y sea una realidad. 

Este motor parte de la idea de James Atkinson, quien en 1882, presentó su estudio (con su mismo nombre, Atkinson) que en la actualidad se usa en los propulsores híbridos. Este ha sido el punto de partida del motor INNengine, los motores opuestos. 

Evidentemente no nos referimos al entramado bóxer que emplean Subaru o Porsche. La historia es la de dos pistones trabajando enfrentados dentro de un mismo cilindro. 

Este boceto está en danza desde hace mucho tiempo y ha llegado a diferentes laboratorios y empresas de ingeniería por sus opciones en cuanto a rendimiento, eficiencia y menor cantidad de piezas móviles, pero nadie ha conseguido llevar este tipo de motores a una aplicación comercial a una gran producción.

El provecho que existe tras los motores de pistones opuestos está en haber conseguido un gran nivel de eficiencia, siendo además propulsores sin prácticamente ninguna vibración y prescindiendo de numerosas partes móviles como es el tren de válvulas. 

Su uso a lo largo de la historia ha sido puntual. Se ha empleado en vehículos militares, aplicaciones marinas y aeronáuticas, trenes, etc. Sin embargo la idea ha seguido avanzando encontrando su versión más moderna y optimizada en el diseño de Achates Power.

VIDEO

INNengine M500_4C 2019

Pero, en realidad, la genuina y auténtica innovación tras el motor INNengine ha sido saber simplificar, todavía más, el motor de pistones opuestos. Ha reducido masas y el tamaño final del propulsor. 

La llave para lograr adelgazar este motor está en eliminar el diseño tradicional de pistones conectados a un cigüeñal, creando una leva giratoria donde apoyan las bielas, y contando con una pista de contacto permanente donde el movimiento axial de los pistones se transforma finalmente en movimiento circular sobre un único eje de salida.

El propulsor INNengine está compuesto de ocho pistones enfrentados en cuatro cilindros. Esto supone, según sus creadores que con un desplazamiento de 500cc, este propulsor sea capaz de ofrecer el rendimiento de un motor convencional de dos litros. 

Por el momento INNengine no ha comunicado datos de consumo, potencia o par oficiales. El último prototipo desarrollado consigue además un tamaño muy reducido con una masa de 43 Kg, aunque ya se habla de una próxima evolución donde ese peso final se recorte hasta los 35 Kg.

Su empresa, Achates Power, ha logrado interesar a dos gigantes de la innovación como Cummins y ARPA-E para invertir en su desarrollo, pero INNengine no cuenta con ningún inversor para poder llevarlo a la producción en automóviles. Habrá que esperar...

Y además

Buscador de coches