Pasar al contenido principal

La guía de concepts de Top Gear: el Mercedes C111

Hoy, en nuestra mirada al pasado de coches que pudieron ser y no fueron, te traemos el Mercedes C111. El deportivo alemán, ¡con motor rotativo! de los años 70.

El Mercedes C111 fue visto por primera vez en el Salón del Automóvil de Frankfurt en 1969. Llevaba un motor Wankel de tres rotores con 280 CV. En 1970, Mercedes subió la apuesta a cuatro rotores para llegar a los 350 CV, cifra con la que hacía el 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y que alcanzaba los 300 km/h. Cifras muy buenas, pero vamos a contar mejor la historia.

Seguramente pensabas que la historia de los motores rotativos de Mazda era la única, pero hubo más casos, como el de este Mercedes C111.  Te recuerdo que a finales de los años 60, muchos fabricantes empezaron a hacer pruebas con nuevos diseños de motor, siendo los motores rotativos de Félix Wankel los que, según muchos expertos, suponían una nueva esperanza para los motores de combustión. Mercedes invirtió mucho dinero en desarrollar su propio motor rotativo y lo montó en el coche que ves en las imágenes de arriba.

La guía de concepts de Top Gear: el Audi Avus quattro

El Mercedes C111 sirvió también como plataforma de desarrollo de componentes de suspensión, adaptados a los neumáticos más anchos empleados en las carreras y, a la utilización de materiales plásticos en las carrocerías.

Se construyeron hasta cuatro versiones del C111, que fueron objeto de un concienzudo estudio para mejorar la eficiencia aerodinámica. Al fin y al cabo, el propósito de todo el proyecto era trasladar estas experiencias a coches deportivos de producción en serie.

El Mercedes C111 con motor rotativo Wankel no se llegó a fabricar nunca en serie, debido al cambio en la normativa sobre emisiones, cada vez más restrictiva en gran número de países entre los que se encontraba el cliente objetivo para este coche tan exclusivo. Las emisiones contaminantes de los motores Wankel eran difíciles de reducir, y también tenían un consumo de combustible relativamente elevado, detalle especialmente impopular en aquella época, por la crisis del petróleo de 1973.

En definitiva, que entre unas cosas y otras, nos quedamos sin disfrutar del C111, sin duda unos de los concept más deseables de los últimos tiempos.

 

Lecturas recomendadas