¡De locos! El motor de un Ferrari 458 en un Toyota GT86

El piloto de drift Ryan Tuerck y la firma de aditivos Gumout han cogido un Toyota GT 86 para montar en su interior el bloque V8 atmosférico del Ferrari 458. ¿Buena idea?

El Toyota GT86 con motor Ferrari es idea de Ryan Tuerck, piloto de drift que se ha propuesto  ‘trasplantar’ el corazón del Ferrari 458, un motor V8 de 4,5 litros al chasis de un GT86, uno de los coches más interesantes de Toyota.

No es nada raro que alguien se proponga poner un motor V8 a este coche, pero si ese propulsor es de un Ferrari, la cosa cambia y bastante. Fundamentalmente porque es el doble de grande que el original cuatro cilindros. ¿Quieres verlo en movimiento? Aquí tienes el vídeo del Toyota GT86 con motor Ferrari haciendo drifting.

Japón e Italia unidos en un proyecto al que aún le quedan unos cuantos pasos más por delante, pero que desde luego apunta maneras. Este propulsor Ferrari desarrolla 560 CV en el California y alcanza los 605 CV en el 458 Speciale (con mayor cubicaje), ¿cuántos alcanzará en el Toyota GT 86 de Ryan Tuerck?

Te recuerdo que el Toyota GT86 cuenta originalmente con un bloque bóxer atmosférico de 4 cilindros y 2 litros de cubicaje que desarrolla 205 CV. Algo corto de potencia para lo que se esperaba de este coche desde el principio.

Como te decía, el proyecto está en proceso, pero ya puedes ver un pequeño vídeo en el que ves la cantidad de horas que llevan invertidas y lo que les queda. No es fácil y para ello han tenido de momento que modificar el marco del parabrisas para incluir unas tomas de aire de mayor tamaño; asimismo el bastidor también ha sido revisado para dejar más hueco en el vano motor y albergar el enorme propulsor italiano, que originalmente fue diseñado para colocarse en la parte central del Ferrari 458.

No puedo apostar ni por el éxito ni por el fracaso, pero el experimento del Toyota GT86 con motor Ferrari suena bien, así que ya te iremos contando la evolución.

Lecturas recomendadas