Maserati Quattroporte 2016: qué bien visten los italianos

Después de más tres años en el mercado, el Maserati Quattroporte se actualiza para ofrecer mejoras en diseño y equipamiento. Prestaciones, deportividad y lujo.

Cuando algo funciona es mejor no tocarlo o al menos no hacerlo mucho. Esa es una máxima que se aplican muchas marcas de coches. El Maserati Quattroporte 2016 es un claro ejemplo. Un lavado de cara general por dentro y por fuera, pero discreto.

El diseño exterior del nuevo Quattroporte emplea renovados paragolpes y sutiles cambios en su carrocería destinados a mejorar su coeficiente aerodinámico en un 10%. Uno de los elementos más llamativos será su nueva parrilla activa, estrenada en el Maserati Levante, que sólo permitirá el flujo de aire en función de la demanda de refrigeración.

También te puede interesar: prueba del Maserati Levante

La oferta mecánica permanece sin cambios. La gama del Maserati Quattroporte 2016 está coronada por el Quattroporte GTS, que equipa un 3.8 V8 biturbo de gasolina capaz de generar 530 CV de potencia. Por debajo de este están el 3.0 V6 de 410 CV y el diésel, que con sus 3.0 litros de cilindrada produce 275 CV de potencia.

En el interior también se aprecian los cambios, con un salpicadero rediseñado así como un sistema multimedia renovado, compuesto por una pantalla de 8,4 pulgadas con función multitouch. Este último incorpora, por primera vez en la gama del nuevo Quattroporte, la posibilidad de ser compatibles con las aplicaciones para smartphones de Apple y Android.

Así las cosas, la gama del Maserati Quattroporte queda conformada por los acabados GranSport, GranLusso y GTS. Se espera que las primeras unidades comiencen a venderse en España a partir de este mismo verano.

Los precios irán desde los 109.900 hasta los 182.600 euros.

No te pierdas:

- Un día con Massimo Bottura y Maserati: no hay sexo, pero casi

- El catamarán de Maserati con el que serás el rey de los mares

Lecturas recomendadas