Pasar al contenido principal

Mazda6 o Volkswagen Passat: ¿cuál comprar?

¿Japón o Alemania? ¿Apostar por lo clásico o arriesgar hacia el éxito?

comparativa berlinas medias Mazda

Las berlinas del segmento D son las grandes olvidadas de un mercado monopolizado por los SUV. Hoy pongo sobre la mesa dos coches con muchas alegrías que dar a sus propietarios, dos coches diferentes, pero a la vez con un sentido muy similar. Hablo del Volkswagen Passat y del Mazda6, hablo de Alemania y de Japón, dos maneras de ver el mundo, dos maneras de fabricar coches, pero con más cosas en común de las que pueden parecer en un primer momento.

 

Mazda6 ‘vs’ Volkswagen Passat: diseño

 

 

Estéticamente, tanto el Mazda6 como el Volkswagen Passat son dos ejemplos de berlinas clásicas de tres volúmenes, con todo lo que ello supone: elegancia, porte y diversos toques modernos que convencen al más reacio. Cualquiera de los dos, hace unos años, estarían en un segmento superior, al menos si tenemos en cuenta sus dimensiones: el Volkswagen Passat mide 4,76 metros de largo, mientras que el Mazda es todavía diez centímetros más largo, hasta alcanzar los 4,86 metros. Estéticamente hay diferencias notables: el Volkswagen apuesta por un diseño más convencional, con líneas más rectas y una elegancia fuera de toda duda. El modelo japonés, en cambio, apuesta por una mayor agresividad estética, un frontal más agresivo y líneas más fluidas en la zaga: en cualquier caso, apuestas seguras entre los coches de 2018.

 

Mazda6 ‘vs’ Volkswagen Passat: interior

Hay que decirlo: el interior de ambos coches es bastante conservador, aunque eficaz. Creo que aquí el Passat se lleva la victoria gracias a un gran ajuste de los materiales, un aspecto más moderno con detalles como las rejillas de ventilación corridas a lo largo del salpicadero o el cuadro de mandos digital. El Mazda6 ofrece calidad pero no puede escapar de la sobriedad extrema con la que se tratan los interiores en Japón. Es sencillo, eficaz y luce un nivel de acabados más que bueno: para gustos colores, pero quizás aquí el Passat, bien equipado, pueda ser algo más atractivo. En cuanto a la habitabilidad, no hay demasiados cambios: el Mazda tiene una batalla ligeramente superior, pero ambos ofrecen espacio de sobra para que cuatro adultos viajen realmente bien. El maletero es de 480 litros para el japonés y de 586 litros para el Volkswagen: aquí no hay discusión posible.

 

 

Mazda6 ‘vs’ Volkswagen Passat: comportamiento

Esas diferencias en cuanto a diseño se podrían extrapolar hacia el comportamiento dinámico. El Volkswagen Passat tiene una puesta a punto que prioriza el confort y la efectividad en curvas, siendo preciso y a la vez relajado. El Mazda, en cambio, busca un pelín más de deportividad y un comportamiento ligeramente más duro, con una conexión hombre/máquina algo más marcada. Creo que aquí el Passat vuelve a llevarse la victoria aunque en este caso por los pelos: si te gusta el sabor de un coche japonés a nivel dinámico, eficaz, preciso y con un punto extra de dureza, el Mazda es tu opción. Lo malo para él es el Passat es prácticamente igual de eficaz en curvas y mima más a los pasajeros en grandes viajes, que al final puede ser una de las funciones más importantes en un coche así.

 

Mazda6 ‘vs’ Volkswagen Passat: motores

Downsizing ‘vs’ tecnología. El objetivo es el mismo: conseguir motores con buenas prestaciones y parcos consumos y emisiones. La manera de conseguirla es bien diferente. Mientras que el Volkswagen cuenta con una gama de motores muy variada pero siempre con motores pequeños de hasta 1.4 litros de cilindrada. El Mazda tiene una gama más justa pero siempre apostando por su tecnología Skyactiv y motores de mayor cilindrada. Los motores del Mazda6 son sencillos de memorizar: dos gasolina y dos diésel, para todas las necesidades. Si no quieres grandes prestaciones, el motor 2.0 Skyactiv-G de 145 CV y el motor 2.2 Skyactiv-D de 150 CV serán las opciones más sensatas. Si quieres un extra de prestaciones, el motor 2.5 Skyactiv-G de 192 CV y el 2.2 Skyativ-D con 175 CV serán tu mejor opción. Pese a ser motores grandes, los consumos están muy conseguidos: 5,5 litros para el gasolina básico y 3,9 litros de media para el diésel de 150 CV. ¡Cifras muy buenas!

Los motores del Volkswagen Passat ofrecen una oferta más amplia y variada. La gama empieza con un enano 1.4 TSi de apenas 125 CV, una opción poco recomendable, a diferencia del mismo motor con 150 CV, mucho más interesante. La gama gasolina evoluciona con un 1.8 TSI de 180 CV y culmina en un poderoso propulsor 2.0 TSI de 280 CV asociado a la tracción integral 4Motion y al cambio DSG de seis velocidades. La gama diésel también es muy completa: hay versiones de 120, 150, 190 y 240 CV. ¡No puedes pedir más escalones! Los motores son algo más pequeños y eso se nota en el consumo de los gasolina, fijando una media de 4,9 litros en el gasolina de 150 CV, aunque el diésel equivalente al Mazda consume algo más. No obstante, si quieres eficiencia de consumos y emisiones, siempre puedes acudir al Volkswagen Passat GTE híbrido enchufable, con un motor eléctrico de 116 CV y 330 Nm de par que en conjunto con el motor TSI producen 218 CV y la posibilidad de rodar de manera completamente eléctrica alrededor de 50 km. Jaque mate, Mazda.

 

Mazda6 ‘vs’ Volkswagen Passat: equipamiento

Como buen coche japonés, el Mazda6 cuenta con un equipamiento, especialmente entre las opciones, algo más corto que el modelo teutón. Las versiones básicas cuentan con elementos como la entrada USB, pantalla táctil de siete pulgadas, Radio CD con seis altavoces, conexión Bluetooth, Climatizador bi-zona, control de crucero o faros antiniebla. En Mazda hay pocos opcionales y si lo quieres bien equipado, la versión Luxury Premium viene de serie con casi todo lo que puedas imaginar: navegador, tapicería de cuero, sistema de audio Bose con 11 altavoces, asientos calefactables, faros Smart Full LED, sensores de aparcamiento delante y detrás, alarma, frenada de emergencia, etc. Muy, muy equipado, dejando solamente en el catálogo de opciones el sistema de asistencia a la frenada en carretera, el control de crucero adaptativo o el techo solar.

 

 

El Volkswagen Passat, en cambio, ofrece muchas más posibilidades para personalizar tu vehículo con una extensa lista de opciones disponibles. Ofrece cuatro acabados: el Edition, básico, el Advance, la opción sensata, el R-Line Exclusive, con una imagen más potente, y el Sport, orientado a un aspecto más deportivo y dinámico. Por ejemplo, este último cuenta con asientos tapizados en alcántara, llantas específicas, asientos calefactables o inserciones de aluminio cepillado. Algo a tener en cuenta es que hoy en día en España hay una promoción por la que la marca te regala el sistema de navegación con pantalla de 8 pulgadas, el cuadro de mandos digital, las llantas Dartfort o los faros full LED, valorado en casi 6.000 euros. Ahora bien, en el Passat, incluso en las versiones más equipadas, la lista de opciones es mucho más larga y completa, incluyendo elementos como el Head-Up Display, el techo panorámico, los diferentes paquetes de asistencia a la conducción o las cuatro cámaras del sistema de vista de entorno 360 grados.

 

Mazda6 ‘vs’ Volkswagen Passat: precio

El precio de partida de ambos coches es similar: 27.440 euros para el Passat y 27.995 euros para el Mazda, aunque este último con 25 CV más y algo más de equipamiento de serie. Ahora bien, en una versión más equipada, el Mazda es claramente más interesante en cuanto a precio: un Mazda6 Luxury Premium, equipado hasta arriba, con el motor diésel de 175 CV, sale por 34.495 euros. Mientras que un Volkswagen Passat Sport con motor diésel de 190 CV y menos equipamiento, sale por 40.520 euros. ¡Una diferencia más que notable! Sin duda, el apartado del precio es lo más interesante del Mazda en esta comparativa de berlinas, dos coches que representan muy bien sus países de procedencia, pero en cualquier caso, una alternativa muy interesante que siempre, siempre, debe ser tenida en consideración.

 

Lecturas recomendadas