Pasar al contenido principal

Opel Insignia Sports Tourer 2017: ¡más deportivo y más maletero!

Estéticamente pocas pegas se le pueden poner.

El Opel Insignia Sports Tourer 2017 es el lanzamiento más importante de la marca alemana en todo este año. Hay otros fabricantes que están optando por dejar de hacer berlinas o darle a sus nuevos modelos este aspecto, por su parte, Opel, como solo el 10-15% de las ventas del Insignia correspondían a la carrocería de tres volúmenes, ha decidido eliminarla directamente y a esto se debe el cambio de denominación oficial de este modelo que solo se va a encontrar en la caja de cinco puertas (Sports Tourer) o en versión familiar (Grand Sport). El nuevo Insignia Sports Tourer gana 100 litros respecto a la anterior generación y se coloca como uno de los familiares con mayor maletero dentro de su segmento.

No te lo pierdas: prueba del Opel Mokka X

El diseño es fundamental y el nuevo Opel Insignia Sports Tourer se inspira en el prototipo Opel Monza para ofrecer unas líneas limpias pero a su vez con un toque deportivo, al igua que ya vimos en el Opel Insignia Grand Sport 2017, especialmente apoyado en el impresionante frontal con la gran toma de aire central y los faros muy estilizados a los lados. La traerá ahora cuenta con un portón de grandes dimensiones y dos pilotos LED a cada lado, con dos salidas de escapes cromadas y pocas florituras: funciona.

Una de las novedades del nuevo Opel Insignia Sports Tourer es la integración del nuevo sistema de iluminación matricula IntelliLux LED, que mejora el haz de luz, evita deslumbramientos y, de paso, mejora también en el apartado estético. Con casi 5 metros de largo (4.986mm), el Opel Insignia Sports Tourer 2017 es uno de los familiares más largos del segmento: la anchura también se ha incrementado en 11mm así como la distancia entre ejes, que aumenta en 92mm hasta los 2.829 mm, por lo que ofrece un mayor espacio interior para los cinco pasajeros. La altura se reduce en 24 mm, pero esto no se nota ni en la sensación de espacio dentro, ni en el hueco para la cabeza en la segunda fila. 

 

 

Al ser tan largo y ancho, consigue una sensación de ‘gran coupé’ y como su adelgazamiento sí se percibe mucho al volante, también es más deportivo. Pero al final es un coche práctico y es en la parte trasera donde se ha trabajado a fondo: el voladizo entre el paragolpes y el portón trasero se ha reducido para mejorar la carga. Con los asientos traseros plegados, la longitud de carga supera los dos metros, perfecto para cargar objetos muy voluminosos como muebles o esquís. Para facilitar la carga, el portón trasero, de apertura eléctrica opcional, puede ser abierto sin tocar el coche, con un movimiento de pie bajo el paragolpes trasero (este sistema está incluido si eliges la apertura y arranque sin llave). Por supuesto, para satisfacer todas las necesidades, el nuevo Opel Insignia Sports Tourer puede abatir los asientos traseros en 60:40 pulsando un botón en el maletero: ¡más fácil imposible!

Te interesa: estas son las 6 mejores carreteras de Europa...¡y hay dos españolas!

En el interior, el nuevo Opel Insignia Sports Tourer ofrece un salpicadero moderno y de calidad: la pantalla táctil aglutina el sistema multimedia IntelliLink 4.0 con pantalla de siete pulgadas de serie (hay otra opcional, de 8"). Este sistema es compatible con Apple CarPlay y Android Auto y aseguran una gran conectividad. Al mismo tiempo, el coche cuenta con el sistema de conectividad personal y servicio de asistencia Opel OnStar: con el nuevo Insignia se ofrece por primer vez el servicio de ‘gestión de reservas’, que permite a los pasajeros solicitar a los asesores OnStar que les indiquen un hotel y hagan la reserva en el mismo. Por supuesto, este sistema incluye un punto de acceso WiFi 4G/LTE para que hasta siete dispositivos se puedan conectar a la vez.

Los asientos delanteros ergonómicos están certificados por el instituto AGR e incluyen la regulación eléctrica del apoyo lateral. También pueden contar con ventilación o masaje. Por su parte, el espacio interior crece en prácticamente todas las cotas, gracias a su mayor distancia entre ejes. El nuevo techo panorámico opcional de 1.400x860 mm ofrece un extra de luminosidad en el interior, así como una mayor sensación de desahogo. Otra de las grandes novedades es la posibilidad de configurar el coche a medida mediante el nuevo departamento Opel Exclusive: incluye pinturas personalizadas ¡que te darán la opción de elegir entre 32 millones de tonos! o tapizados exclusivos para el interior.

Por supuesto, cuenta con todos los asistentes de ayuda a la conducción que puedes esperar: alerta de tráfico transversal trasero, alerta de cambio involuntario de carril, control de crucero adaptativo con frenada automática, cámara de visión 360º o el proyector de datos sobre el parabrisas. 

 

 

En cuanto al chasis, el nuevo Opel Insignia Sports Tourer ofrece el sistema inteligente de tracción total con reparto vectorial del par motor: dos embragues de discos múltiples controlados eléctricamente en el sistema de tracción total reemplazan al habitual diferencial del eje trasero, ofreciendo un reparto de par mucho más preciso a cada rueda. El chasis FlexRide cuenta con tres modos de conducción, que modifican la amortiguación, la dirección, la respuesta del acelerador o el régimen del cambio, en las versiones con cambio automático.

Lamentablemente, todavía no te puedo hablar de motores, pero es de esperar que combinen potencia y eficiencia en cuanto a consumos y emisiones. Lo que sí te puedo adelantar es que, en algunos motores y equipamientos concretos, el nuevo Opel Insignia Sports Tourer adelgaza hasta 200 kg. ¡Una cifra muy seria que cambia el comportamiento del coche por completo! Sin duda, el nuevo Insignia es uno de los coches de 2017 más interesantes y, no me cabe duda, que será uno de los protagonistas del Salón de Ginebra, junto a otras grandes novedades como el Seat Ibiza 2017 o el Volkswagen Golf 2017. ¡Será entonces cuando termines de conocer todos los detalles! Ah, en los concesionarios ya aceptarán pedidos a partir de finales de este mismo mes de febrero.

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear