El primer Volvo eléctrico se fabricará... en China

El XC90 eléctrico está más cerca...

El primer coche eléctrico de Volvo va a ser construido en China, según ha anunciado la compañía en el Salón de Shanghái 2017. No podía haber marco más apropiado, ¿verdad? Estos suecos no dan puntada sin hilo…

 

 

El fabricante casi estaba tardando en subirse al carro de los crossover eléctricos (los próximos modelos de este segmento de Audi, por ejemplo, serán así. Y aunque entre los SUV de 2017 te será complicado encontrar alguno con esta configuración, espera a 2020, que está a la vuelta de la esquina. O quizá antes). Por ello, ha desvelado que el vehículo estará basado en la plataforma de Arquitectura Modular Compacta de Volvo (CMA) para coches pequeños. Estará a la venta en 2019 -¿qué te decíamos?- y desde el país asiático se exportará al resto del mundo -ya existen tres centros de producción de la automovilística sueca allí, en los que se manufacturan las series 90, 60 y 40-.

Ésta es la llave roja de Volvo y no, no activa un misil nuclear.

La decisión de fabricar el primer Volvo eléctrico en China obedece al papel principal que jugará la región en el futuro sostenible de la marca. Asimismo, “subraya la sofisticación de esta zona como centro de manufactura de la industria automotriz”, reza el comunicado de prensa. Ajá.

“Volvo apoya completamente la llamada del gobierno chino para una atmósfera más limpia, como se dijo en nuestro último plan a cinco años. Se adapta completamente a nuestros propios valores principales: cuidado del medio ambiente, calidad y seguridad”, ha dicho Hakan Samuelsson, director ejecutivo de la empresa. “Creemos que la electrificación es la respuesta a la movilidad sostenible”, añade.

 

 

Lo cierto es que China configura el mayor mercado de venta de vehículos eléctricos; se ha marcado ambiciosos objetivos para aumentar las matriculaciones tanto de estos coches como de modelos híbridos, con el fin de cumplir con las normas anticontaminación y de calidad del aire de sus ciudades.

Volvo, por su parte, se ha comprometido a vender un millón de coches electrificados (de nuevo, en esta categoría entran los híbridos) antes de 2025. Así, también está desarrollando un vehículo bajo la Arquitectura Escalable de Producto (plataforma SPA) y planea ofrecer una versión híbrida enchufable de cada uno de sus modelos.

 

Lecturas recomendadas