Pasar al contenido principal

Rolls-Royce SRH: el lujo en miniatura que cuida de los niños

Porque un Rolls no sólo es símbolo de riqueza...

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Puede que creas que un fabricante de automóviles de lujo sólo tiene como objetivo diseñar vehículos para clientes podridos de dinero que sólo miran por sí mismos. Y te equivocas: aquí tienes al Rolls-Royce SRH, el modelo más solidario jamás construido por la firma inglesa cuyo conductor objetivo son... los niños enfermos. Sí, lo que has leído. 

Cada unidad del SRH está fabricada a mano -al igual que los mejores Rolls-Royce creados en 2016- y ha sido desarrollada con una misión muy concreta: alegrar un poco los días de los niños ingresados en la unidad de cirugía infantil del hospital St Richard´s, localizado en la misma ciudad donde nacen los coches más lujosos del mundo. Un total de 400 personas han participado de algún modo u otro durante su concepción, y según las propias palabras de Lawrie Mewse -al frente del proyecto-, este pequeño regalo "sirve como agradecimiento a todos los vecinos de nuestra comunidad y como ayuda para para todos aquellos padres e hijos que afrontan una situación difícil en nuestro hospital". 

Los mejores coches eléctricos para niños que querrás usar tú

Equipado con una batería de gel de 24 voltios, el Rolls-Royce SRH es capaz de alcanzar una velocidad máxima de hasta 16 km/h, aunque para su uso dentro de los pasillos del centro hospitalario contará con un modo más seguro que sólo le permitirá circular a unos 6 mientras cada conductor deberá prestar atención a las señales repartidas por todo el hospital y respetar las normas de tráfico más básicas. ¿Te parece poco? Recuerda que el objetivo es suavizar el mal trago mientras los niños se curan... y no fabricar más pacientes a base de accidentes. 

Para dotar el pequeño Rolls de todo el estilo de la marca se ha recurrido a una carrocería bitono que combina a la perfección los colores Salamanca Blue y Andalusian White con una tapicería con una elegante tonalidad St James Red, aplicada a mano. ¿Quieres uno? Recuerda que el objetivo de este juguete no es el de lograr dejarte los bolsillos tiritando... así que no podrás hacerte con él. Tan sólo podrán disfrutarlo los pacientes del hospital de Chichester -al lado de Goodwood, donde en 2016 pudimos ver unas cuantas novedades-, situado en el condado de West Sussex. 

A partir de ahora, cuando pienses en la marca más vendida dentro del segmento del superlujo, no te quedes en lo superficial: el Rolls-Royce SRH es una buena prueba de que en ocasiones las apariencias engañan... y de que nunca está de más pensar en quienes más pueden necesitar nuestra ayuda. Buen trabajo, Rolls. Buen trabajo...

Lecturas recomendadas