Pasar al contenido principal

¿Significa la tracción delantera que el BMW Serie 1 pierde su esencia?

BMW Serie 1 2020
La nueva generación no mantiene aspectos que siempre le han caracterizado.

El nuevo BMW Serie 1 ha traído consigo más que unos pequeños cambios. Acostumbrados cada vez más al continuismo, sea cual sea la marca, BMW ha decidido cambiar por completo su modelo compacto. Ahora, el Serie 1 ya no cuenta con muchos de los aspectos que le han caracterizado desde que apareció por primera vez allá por mediados de los años 2000. Sin embargo, quizá la cosa no sea tan grave. ¿O sí? Muchos han calificado sus modificaciones de traición y de pérdida de purismo pero, ¿es así o realmente no es para tanto?

El nuevo BMW Serie 1 y la tracción delantera

¿Es una traición un BMW Serie 1 de tracción delantera? La tercera generación de este modelo premium del segmento C, también conocido por su código interno F40, ha cambiado por completo. No solo en diseño, que también. Sino porque ahora utiliza la misma plataforma que algunos de sus compañeros, llamada UKL y que... ¡es de tracción delantera! Así que podría decirse que ha perdido algo del halo de exclusividad que tenía al ser el único compacto con un sistema de propulsión trasera del mercado.

Hay algunos a los que no les ha gustado un pelo esto, como por ejemplo al preparador especializado Alpina. Desde el seno de la compañía ya han afirmado que no harán una versión Alpina del BMW Serie 1 con tracción delantera. Entre sus razones se encuentran un aumento de costes, la necesidad de abandonar las cajas de cambios ZF en beneficio de las Aisin y... ¡qué demonios! Que Alpina es una marca para puristas de BMW, y un BMW de pata negra jamás debería ser de tracción delantera.

Prueba BMW Serie 1 2020
El maletero cubica 380 litros, 20 más que antes

Por su parte, desde la marca de Múnich también tienen buenas razones para ello. La gran mayoría de los propietarios de un BMW Serie 1 2020, o de cualquier otra generación de este modelo, no tiene ni idea de cuál es el eje motriz de su coche. Y lo más importante: tampoco le importa un pimiento. Si a eso le sumamos un gran ahorro de la inversión en el modelo gracias a la utilización de la misma plataforma que otros coches BMW, pues nos encontramos con un gran argumento para haberlo fabricado así.

Sea como fuere, en la prueba del BMW Serie 1 que hicimos hace poco puedes leer las conclusiones sobre su comportamiento. Como cabría esperar, los sobrevirajes y contravolantes son cosas del pasado en este modelo. Sin embargo, se trata de un coche con un equilibrio general envidiable, unas calidades de referencia, más espacio interior, una imagen renovada y una hélice luciendo en el capó, que para algunos es más importante que muchos otros aspectos. Por lo tanto, BMW ha jugado sus cartas. ¿Ganará o perderá?

Buscador de coches

Y además