Pasar al contenido principal

Los tres coches más icónicos de Paul Walker en 'Fast & Furious'

Mitsubishi Eclipse de Paul Walker en 'The Fast and the Furious'

Casi son un personaje más en las películas

Este 2 de junio llega a los cines ‘Fast & Furious 9’, la última entrega de la famosa saga que acaba de cumplir dos décadas desde que comenzó. Aunque actualmente el papel de los coches en la franquicia es cada vez menor, en las primeras entregas sí gozaban de una mayor importancia y algunos de ellos siguen siendo recordados en la actualidad.

Paul Walker fue un integrante muy importante de aquellas películas, dado su papel protagonista y su interés personal por el mundo del motor. Por ello, hoy hablaremos de los tres coches más icónicos de Paul Walker en Fast & Furious.

Toyota Supra - The Fast & the Furious (2001)

Subasta de Barrett-Jackson del Toyota Supra 'Stunt 1' de Fast & Furious
Toyota Supra 'Stunt 1' usado en 'The Fast & the Furious'

Este es probablemente uno de los modelos con el que más se relaciona al actor californiano en la saga. Fue creado a partir del coche personal de Craig Lieberman, asesor técnico durante las tres primeras películas, el cual se transformó en el ‘Hero 1’. Es decir, el coche más detallado, utilizado en tomas de cerca y sin riesgo.

Se trataba de un modelo de 1994 con techo targa, motor 2JZ Twin Turbo -aunque posteriormente se cambiaron por un turbo T66- y una caja manual de 6 velocidades. Además, contaba incluso con un sistema de óxido nitroso. Este era el coche más completo y rápido, ya que los demás usados en la grabación eran automáticos y no tenían turbo.

Originalmente el Supra era amarillo, pero se modificó para la película con el color Candy Pearl Orange del Lamborghini Diablo y el vinilo ‘Nuclear Gladiator’. Asimismo, se agregó un kit Bomex de carrocería, un capó TRD, un alerón APR de aluminio, unas llantas Dazz/Racing Hart M5, un escape Greddy Power Extreme, etc. También se modificó el interior, con elementos en ante de color azul y se mantuvieron elementos que ya se encontraban en el coche como un sistema de sonido Clarion e incluso consolas PS1 y PS2. 

Actualmente, el ‘Hero 1’ se encuentra en Países Bajos y mantiene la estética de la película. Los demás coches se reutilizaron en 2 Fast 2 Furious para ser utilizados como el coche de Slap Jack y recientemente se ha subastado uno de los ‘Stunt Cars’ por la friolera de 500.000 dólares.

Nissan Skyline GT-R (R34) - 2 Fast 2 Furious (2003)

Nissan Skyline GT-R Paul Walker
Nissan Skyline GT-R (R34) en '2 Fast 2 Furious'

Sin duda, uno de los modelos más emblemáticos de la saga, como coche de Brian O’Conner al principio de la película. De nuevo, el modelo original era propiedad de Craig Lieberman y se trataba del denominado ‘Blackbird’ de MotoRex, la única empresa que podía importar legalmente los Nissan GT-R a los Estados Unidos. Actualmente, la compañía ha cerrado y no son legales las importaciones de este modelo hasta que no tenga 25 años.

En esta segunda entrega se utilizaron varios GT-R originales, ya que modificar algún GT-T saldría más caro. El coche contaba con una pintura gris de House of Kolor con gráficos en azul, un kit de carrocería y alerón C-West, un sistema de neones en azul, un escape y turbos HKS, unas llantas HRE 446R de 20 pulgadas, un sistema de 3 botellas de óxido nitroso de carbono, volante y asientos Sparco, etc. 

Este modelo no tuvo un papel muy extenso en la película, ya que desapareció tras la persecución inicial, la cual finaliza cuando Brian choca con un parquímetro. En realidad, esto fue un error del propio Paul Walker, pero se mantuvo en la película. 

Tras la película, el coche ‘Hero 1’ se repintó en color azul y, tras pasar por varias manos y modificaciones, está en manos de una persona que podría restaurarlo con la estética de la cinta. Otro de los coches utilizados sigue con Universal Studios, el usado en el salto del puente fue subastado años después, otro se envió a Europa y uno de los restantes está en paradero desconocido. 

Mitsubishi Eclipse RS – The Fast & the Furious (2001)

Mitsubishi Eclipse de Paul Walker en 'The Fast and the Furious'
El Mitsubishi Eclipse de Brian O'Conner (Paul Walker) en 'The Fast & the Furious'

No era el más rápido ni el más llamativo, pero fue el que lo empezó todo. Todos recordamos la escena en la que Paul Walker aparece al comienzo de la película junto al estadio de los Dodgers conduciendo este deportivo japonés. Es un coche icónico y por ello merece encontrarse aquí.

Se fabricó a partir del Mitsubishi Eclipse RS de 1996 que era propiedad de John Lapid. Originalmente era negro y posteriormente se pintó de color gris, pero evidentemente se modificó su apariencia.

No se trataba de un coche de carreras en absoluto, sino que sus modificaciones eran principalmente estéticas. Bajo el capó montaba un motor de serie de 2 litros sin turbo que rendía unos 150 CV y las únicas mejoras que recibió se centraron en zonas como el sistema de admisión. El óxido nitroso era falso. 

En la película, al coche contaba con un kit de carrocería Robocar -que era una copia del de Blitz-, un alerón APR, unas llantas Axis Se7en de 18 pulgadas, un escape HKS, los faros delanteros del Eclipse de 1997, un sistema de neones verdes, etc. En el interior contaba con asientos y volante Sparco, detalles en fibra de carbono, sistema de audio con productos de Alpine y Sony, reproductor de CD y DVD, etc. 

Se trataba de un coche de exposición principalmente y por ello, incluso el sistema de óxido nitroso era falso. Un sonido del motor mezclado a partir del de varios coches -entre ellos, un Honda CRX- añadido en post-producción y efectos especiales hicieron que este coche pareciera que era capaz de volar sobre el asfalto.

Se usaron seis coches en la película. El ‘Hero 1’ se devolvió a Lapid, el 2 -usado en tomas del interior- acabó en manos de George Barris -el creador del Batmobile original-, quien añadió cables y todo tipo de piezas llamativas al interior. Ahora este coche se encuentra en Países Bajos y es propiedad del mismo dueño del Supra. Por otro lado, el coche de la escena de la explosión está en un museo y otros stunt cars se reutilizaron en la segunda película.

Buscador de coches

Y además