Pasar al contenido principal

Vídeo: Discute con su 'ex' y acaba ¡sobre el capó del coche a 110 km/h!

El 'valiente' quería evitar que ella condujera el coche de ambos.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Hombre capó del coche autopista Florida

Alucina con este vídeo de un hombre sobre el capó de un coche por la autopista... a ¡110 km/h! No, no estamos ante un película de coches al estilo Fast & Furious o en una escena de Misión Imposible. Amigo, hay veces que la realidad superar a la ficción.

Las imágenes se grabaron a finales de junio en la autopista I-95, cerca de Miami, al sur de Florida (Estados Unidos). El prota del asombroso documento audiovisual tiene 22 años y se llama Junior Francis.

Todo comenzó con una discusión con su ex pareja, Patresha Isidore. Los dos querían utilizar el Mercedes-Benz C 300 que (todavía) comparten el mismo día: un domingo. Mal asunto.

 

 

Según Francis, ella se le adelantó y tomó el autómovil que estaba estacionado en la vivienda de ambos, situada en Lauderhill, condado de Broward.

Para evitar que Patresha se marchara con el vehículo, al sujeto no se le ocurrió mejor idea que lanzarse contra el parabrisas del Mercedes. Sí, has leído bien. Junior, haciendo honor a su nombre, se subió al capó y se quedó allí pegado. Una medida de presión algo radical, ¿verdad?

Sin embargo, no contaba con la reacción -aún más extrema- de la conductora de 24 primaveras. Arrancó y pisó el acelerador... con el que fue su media naranja, convertido ahora en ácido limón, sobre la parte delantera del mismo. Parce ser que en esa postura tan 'incómoda' y peligrosa recorrieron juntos pero no revueltos, unos ¡21 km

La escena con el coche que circula a gran velocidad con un hombre sobre el capó se grabó desde otro vehículo que circulaba por allí el día de autos.

Lo mejor de todo es que en la filmación se aprecia cómo Francis se agarra al automóvil con un mano y con la otra, ¡habla por el móvil! Afortunadamente nadie resultó herido, aunque ella fue detenida y más tarde puesta el libertad.

Aunque un poquito impulsivo, este veinteañero demostró tener buen corazón al negarse a presentar cargos contra Patresha. La señorita explicó a la policía de Lauderhill tras su arresto que se dirigía a recoger a su hija de 5 años que se encontraba en casa de unos familiares. 

¡Madre mía!, no nos queremos ni imaginar cómo se distribuyen este dúo dinámico el régimen de visitas de su vástago. Pero la imagen con un hombre agarrado al capó de un coche en una autopista se nos va a tardar en olvidar.

 

Lecturas recomendadas