Pasar al contenido principal

¿Sabías que también existió un Volkswagen Golf Harlequin?

Sí, la locura también llegó al hermano mayor del Polo.

compacto colores colorido

Sin duda, los Volkswagen Harlequin son de los coches más especiales que existen. Para muchos, auténticas aberraciones con ruedas. Para otros, coches simpáticos, especiales, únicos, exclusivos. Lo que está claro es que los VW Harlequin tenían mucha personalidad. Seguramente conozcas la versión sobre el Volkswagen Polo, pero: ¿sabías que también existió un Volkswagen Golf Harlequin?

Y sí, oficial, pensado, desarrollado y fabricado por Volkswagen. Nada de ir al taller de chapa y pintura de la esquina y hacértelo tú a medida. Ojo porque los Volkswagen Harlequin siguen de moda en algunos mercados y hay gente que pinta de esta manera sus coches modernos. ¿Habéis visto el Volkswagen Golf GTI Harlequin del youtuber Salomondrin? Es un buen ejemplo, por poner uno cercano y famoso.

Pero claro, todos estos modelos no son oficiales de la marca y eso les quita valor e interés. Pero el Volkswagen Golf Harlequin sí que llegó a ser producido por la marca en 1996: hoy te voy a contar su historia, ya que probablemente no sabías de su existencia, al menos no de manera oficial.

 

volkswagen polo arlequin

 

Todo empieza con el archiconocido Volkswagen Polo Harlequin. Este modelo nació en los 90 con un objetivo claro: llamar la atención. El Polo era un modelo clave para la marca y debía conseguir notoriedad. Las ventas estaban funcionando y en Volkswagen se sacaron su máscara de alemanes aburridos y se sacaron de la manga una versión inspirada en el personaje Harlequin, de la comedia italiana, con sus vestidos coloridos.

Para el Polo Harlequin se decidió combinar cuatro colores en diferentes partes del coche y lo más interesante es que según el mercado, estos colores iban cambiando. El coche pronto se convirtió en un éxito, algo que sorprendió incluso a la propia gente de Volkswagen. El Volkswagen Polo Harlequin era una mezcla entre diversión y exclusividad, ser diferente, ser único. 

 

 

Se iban a fabricar 1.000 ejemplares, pero el éxito fue tal, que finalmente fueron 3.800 unidades las que salieron de la fábrica con estos llamativos colores. Volkswagen no quería trasladar esta arriesgada combinación lejos de la órbita del Polo. La estrategia había funcionado, pero no querían que ese rollo divertido, bufón y desenfadado llegara a otros modelos más serios como el Volkswagen Golf.

Y en un primer momento Volkswagen se cerró en banda a las solicitudes que le iban llegando: la gente quería un Volkswagen Golf Harlequin pero sin duda no casaba con la idea que tenía la marca para su buque insignia y súper ventas. Ahora bien, finalmente hubo un mercado que presionó tanto que al final, desde Wolfsburg, no tuvieron más opción que aceptar.

En EEUU gusta ser diferente y original, llamar la atención y la fórmula del Volkswagen Harlequin había convencido. Tal fue la presión que finalmente se fabricaron 264 unidades del Volkswagen Golf Harlequin para EEUU y Méjico. 264 unidades que hoy deberían ser considerados como coches de colección. 

 

compacto colores colorido

 

El Volkswagen Golf Harlequin llegó a sus propietarios americanos con un buen nivel de equipamiento, como por ejemplo el espectacular volante MOMO Benetton en colores. Buscando un poco en internet, hay algunas unidades originales a la venta y la verdad es que su precio no es demasiado elevado. También es común, para los coleccionistas europeos más frikis de Volkswagen, traerlos desde EEUU.

Por norma general, es fácil identificar a los originales de los que no lo son: si son especificación americana, deberían ser reales. Si son especificación europea, lo más probable es que simplemente sea un buen trabajo de pintura a posteriori. Sin duda el caso del Volkswagen Golf Harlequin, además de la espectacularidad de su combinación de color, tiene un punto de exclusividad que lo hace muy atractivo. Si alguna vez ves uno auténtico, te puedes considerar un tipo afortunado.

Lecturas recomendadas