Pasar al contenido principal

Volkswagen Polo

Nota media

7

Basado en 3 pruebas

Precio desde:

14.745 Ver todos los precios y acabados

¿Qué versión buscas?

Año de lanzamiento: 1975

Generación actual: 2017

El Volkswagen Polo es el compacto más exitoso se la marca alemana. Dentro de los modelos que denominaríamos 'pequeños' se sitúa en un punto intermedio, entre el urbano UP! y el archiconocido Golf. Sin embargo, este coche tiende más a parecerse a su hermano mayor, al que imita sobre todo en formas y detalles de su diseño. Del más pequeño de la familia no adopta elementos sensibles a simple vista, pero mantiene su carácter ágil y divertido, algo que cada vez se demanda más en vehículos de esta categoría. El Polo cuenta con algunas ventajas respecto a sus competidores, sobre todo aquellas relacionadas con portar en su frontal el emblema de Volkswagen. Sin embargo, este no es un coche que viva de las rentas, si no que con cada nueva generación demuestra la calidad con la que cuenta en todas sus facetas. Además, en las versiones más recientes, cuenta con algunas variantes de carrocería que lo hacen más versátil y atractivo para un mayor número de conductores.

 

Una enorme oferta mecánica

El Volkswagen Polo cuenta, al igual que el resto de sus hermanos de gama, con una importante oferta de motores a su disposición. Concretamente, el conductor de este coche podrá elegir entre diez propulsores diferentes, divididos en tres variantes diésel y siete de gasolina. Los motores a gasóleo son la mejor alternativa a la hora de realizar un uso principalmente urbano del coche, mientras que los de gasolina son perfectos si nuestro Polo va a pasar mucho tiempo en carretera. La gama diésel comienza con un motor 1.4 TDI de 75 caballos, muy coherente a la hora de realizar un uso comedido del coche. La opción intermedia para este tipo de combustible parte del mismo bloque, un 1.4 TDI, pero en este caso ofrece 90 caballos. Este motor se puede elegir de manera opcional con cambio automático de doble embrague 'DSG'. La alternativa más potente en diésel mantiene la misma estructura del propulsor, solo que en este caso el 1.4 TDI desarrolla 105 caballos.

La gama de motores de gasolina es mucho más completa y variada. Cuenta con un total de siete propulsores que se adaptan a las necesidades de cada conductor. La variante de acceso a gama corre a cargo de un motor 1.0 TSI que alcanza unos modestos 60 caballos. No se puede decir que esta potencia resulte insuficiente, pero si hará que el Polo parezca más pesado de lo que es en realidad. En el escalón superior se colocaría el 1.0 TSI de 75 caballos, que también cuenta con otra variante similar pero con 95 caballos. Estas alternativas son las más inteligentes para este tipo de combustible, a pesar de que la oferta continúa con bloques de mayor rendimiento. El siguiente motor disponible es un 1.2 TSI, ofertado con potencias de 90 y 110 caballos y cambio automático opcional. A continuación encontramos un 1.4 TSI de 150 caballos de potencia, pero que cuenta con un sistema de ahorro de combustible que desconecta la mitad de los cilindros cuando no se precisa su funcionamiento. La variante más potente del Polo, el Polo GTI, cuenta con el motor con mayor rendimiento de toda la gama. Hablamos de un 1.8 TSI que rinde la friolera de 192 caballos, lo que se traduce en unas prestaciones increíbles para un coche de esta categoría. Cabe decir que, además de las variantes mencionadas anteriormente que montan cambio automático de manera opcional, las versiones de gasolina basadas en los motores 1.2, 1.4 y 1.8 también tiene a su disposición una transmisión 'DSG'.

 

Un diseño a prueba del tiempo

En cuanto al diseño exterior del coche, el Volkswagen Polo cuenta con dos influencias bien diferenciadas. Su mitad delantera parece reproducir los detalles más característicos de la nueva generación del Golf, mientras que la parte trasera conserva la esencia del vehículo compacto más famoso del fabricante alemán. Estas influencias se ven en el frontal, donde los faros son muy similares a los del Golf. La parrilla también es parecida, aunque los puntos en común son menos evidentes. El paragolpes sí que es una parte original de este coche, y de las que más personalidad le confieren. En el lateral, las líneas se conservan bastante parecidas a las de la versión anterior, aunque se estilizan y adoptan formas interesantes en la carrocería. La zona del pilar 'C' también resulta llamativa, y aporta un extra de musculatura y dinamismo al Polo. La parte trasera es una evolución de la característica zaga de este modelo. Cuenta con renovaciones estéticas en los pilotos y en el paragolpes, pero mantiene ese carácter dinámico y ágil que tanto gusta a los conductores de este coche.

 

Interior confortable y bien equipado

En el interior, el Volkswagen Polo destaca por su equipamiento, que es bastante completo de serie. Aun así, existe la posibilidad de ampliarlo y de incluir los sistemas más modernos en materia de seguridad y de asistencias a la conducción. Podremos decantarnos por uno de los acabados más altos de la gama, o bien podremos elegir el equipamiento de una amplia oferta de extras. En cualquier caso, tendremos la certeza de que contaremos con la tecnología más innovadora en nuestro coche. El puesto de conducción es muy agradable, y desde él se puede tener un dominio total de este automóvil. El resto del espacio destinado a los pasajeros está muy bien aprovechado, aunque por razones evidentes, este coche es más apto para cuatro que para cinco personas. Aun así, sigue siendo un automóvil cómo para viajes largos, en parte gracias a la calidad de sus asientos. Los acabados pueden resultar un poco pobres en las versiones más económicas, mientras que en las más altas de gama encontraremos materiales de mejor calidad. El Volkswagen Polo cuenta con argumentos más que suficientes para marcar el ritmo dentro de su segmento. Es un modelo de calidad comprobada, y su diseño, equipamiento y las sensaciones que transmite están un paso por delante del resto de sus competidores. Es, además, un automóvil versátil, capaz de desenvolverse tanto por ciudad como en carretera con la misma facilidad. El Volkswagen Polo es ahora más que nunca un valor seguro.

Versiones

Acabados, precios y datos de Volkswagen Polo

Acabados Potencia Consumo Combustible Ofertas Precio oficial
Volkswagen Polo 2017 1.0 MPI 65CV Edition 65 CV 6,0/4,1/4,8 Gasolina
14.745 €Calcula tu seguro
Volkswagen Polo GTI 2017 2.0 TSI 200CV 200 CV 7,7/4,9/5,9 Gasolina
26.330 €Calcula tu seguro
Volkswagen Polo 2017 1.0 TSI 115CV DSG Sport 115 CV 5,7/4,3/4,8 Gasolina
20.165 €Calcula tu seguro
Volkswagen Polo 2017 1.0 TSI 115CV Sport 115 CV 5,8/4,1/4,7 Gasolina
18.495 €Calcula tu seguro
Volkswagen Polo 2017 1.0 TSI 95CV DSG Sport 95 CV 5,8/4,1/4,7 Gasolina
19.465 €Calcula tu seguro
Volkswagen Polo 2017 1.0 TSI 95CV Sport 95 CV 5,5/3,8/4,4 Gasolina
17.795 €Calcula tu seguro
Volkswagen Polo 2017 1.0 TSI 95CV DSG Advance 95 CV 5,7/4,0/4,6 Gasolina
18.705 €Calcula tu seguro
Volkswagen Polo 2017 1.0 TSI 95CV Advance 95 CV 5,5/3,8/4,4 Gasolina
17.035 €Calcula tu seguro
Volkswagen Polo 2017 1.0 TSI 75CV Advance 75 CV 6,0/4,1/4,8 Gasolina
16.055 €Calcula tu seguro
Volkswagen Polo 2017 1.0 TSI 75CV Edition 75 CV 6,0/4,1/4,8 Gasolina
15.305 €Calcula tu seguro
Volkswagen Polo 2017 1.0 TGI 90CV Edition 90 CV 6,2/4,0/4,8 Gas/GPL
19.620 €Calcula tu seguro

Hemos probado 3 Volkswagen Polo

Actualidad

Alternativas y otros modelos

Alternativas al Volkswagen Polo

Servicios

Buscador de coches