Volkswagen Polo o Skoda Fabia, ¿cuál deberías comprar?

Volkswagen Polo vs Skoda Fabia

Comparamos el Skoda Fabia y el Volkswagen Polo, dos coches con muchas similitudes, pero con diferencias muy claras.

Si piensas en comprar un utilitario, el Skoda Fabia y el Volkswagen Polo se encuentran entre las mejores alternativas disponibles. Se trata de modelos muy similares, siendo ambos del Grupo Volkswagen. Eso sí, ¿cuál deberías comprar?

Para que sepas por cuál decidirte, hemos decidido poner cara a cara al Volkswagen y al Skoda. Así, podrás decantarte por uno tras observar datos como su precio, sus dimensiones, sus motorizaciones y su equipamiento. Al fin y al cabo, son las pequeñas diferencias las que definen a estos utilitarios.

Volkswagen Polo

Prueba del Volkswagen Polo 1.0 TSI

Comenzamos con el Volkswagen Polo, un coche que suma ya seis generaciones en el mercado. Desde que llegó, a mediados de los años 70, ha evolucionado mucho, pero ha sabido mantenerse con suficiente relevancia. Siempre, eso sí, justo por debajo del Golf.

Esto es algo que queda claro con sus dimensiones contenidas. Se trata de un coche de 4.074 mm de largo, 1.751 mm de ancho y 1.451 mm de alto. Asimismo, con 351 litros de maletero ampliables a 1.125, ofrece una practicidad más que suficiente para un coche de su segmento, el cual no está tan pensado para familias y se enfoca más al público joven.

Por otro lado, en su gama de motores no vemos una variedad demasiado extensa, pero cumple con lo necesario. Solo se ofrecen bloques de gasolina, con potencia de 95 y 110 CV. Si quieres algo más, eso sí, tendrás que irte al Polo GTI de 207 CV. Sin duda, un coche muy interesante, pero que parte de 34.540 euros…

Finalmente, el equipamiento de serie del Volkswagen Polo se presenta bastante completo. De base, el alemán ofrece llantas de 15”, ros LED, conectores USB, digital cockpit con pantalla de 8", asistente de carril, asistente de colisión frontal, radio DAB+, cámara trasera, sistema Start-Stop... 

Skoda Fabia

Prueba del Skoda Fabia 2022

Por otro lado, el Skoda Fabia es el hermano del Polo, con el que comparte muchas cosas. Ahora bien, es un modelo independiente que lleva con nosotros desde el año 2000 y que actualmente se encuentra en la cuarta generación. También ha cambiado mucho, sin duda, y siempre ha sido una compra muy sensata.

En este caso, hablamos de un modelo muy similar a su competidor en aspectos como sus dimensiones. Mide 4.108 mm de largo, 1.780 mm de ancho y 1.459 mm de alto. Asimismo, con sus 380 litros de maletero ampliables a 1.190, ofrece unas capacidades similares a las del coche de la firma de Wolfsburgo, sin diferencias muy grandes entre ambos.

Donde sí hay diferencias, no obstante, es en el plano mecánico. Los motores del Skoda Fabia también son de gasolina, pero hay más opciones y se ofrecen en un rango de potencias que arranca en los 80 CV y que tiene el tope en los 150 CV. Nada mal para un utilitario, aunque puede no ser suficiente si buscas la mayor deportividad.

Por otra parte, el equipamiento de serie también varía y aquí es algo más escaso, si bien cuenta con lo necesario: llantas de 15", luces LED, Smartlink+, aire acondicionado, pantalla de 6,5", entradas USB, asistente de colisión frontal, sensor trasero de aparcamiento...

¿Cuál comprar?

Sin lugar a dudas, estos coches tienen diferencias entre sí y eso se refleja en la factura. El precio del Volkswagen Polo arranca actualmente en 23.965 euros, pero el Fabia reduce esta cifra hasta los 19.930 euros. Si quieres un utilitario con una buena relación calidad-precio, está claro que el checo es la elección más inteligente.

Asimismo, si prefieres optar a una mayor deportividad, el Polo te ofrece más cualidades. Además, también será la opción adecuada si quieres contar con un mayor equipamiento, aunque deberás asumir esos miles de euros extra en el precio final.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: MotorComparativas de coches, Utilitarios