Pasar al contenido principal

Estilo clásico y elegancia en tu muñeca con los nuevos relojes Vintage Rally

Reloj Frederique Constant Austin Healey

Inspirados en el estilo del automovilismo clásico

La serie limitada Vintage Rally de Frederique Constant, creada en homenaje al legendario Austin-Healey, ha sido muy bien acogida durante años. Sin embargo, ahora se añaden tres nuevos modelos que traen consigo una combinación aún más acertada de estilo retro y elegancia.

Esta serie ha sido diseñada exclusivamente para los amantes de los coches clásico, y es que representan ese amor por la tradición y los diseños atemporales. La colección se basa en la colaboración con Austin-Healey iniciada en 2004, en la que ambas compañías reafirmaron su compromiso por crear objetos basados en la tradición, la artesanía y la elegancia.

Ahora, Frederique Constant ha ido más allá y ha lanzado tres modelos especiales que solo unos pocos podrán portar, ya que tan solo serán fabricados 888 ejemplares. Todos ellos estarán acreditados por el logotipo ‘Healey’, situado en la esfera del reloj.

Uno de los nuevos modelos es el de esfera verde, que hace referencia al legendario color de Austin-Healey y al ‘British Racing Green’ de la competición clásica. Incluye índices aplicados plateados luminiscentes con el 6 y el 12 mostrados en un tamaño mayor, como característica de esta colección. Además, a la altura de las 9 se coloca un segundero descentrado que se equilibra con la ventanilla de la fecha situada a las 3 horas. 

Asimismo, alrededor de la esfera se encuentra un realce que indica los 60 minutos, la caja es de 40 mm y la correa se ofrece en color marrón. Esto último no es una casualidad, ya que se ha optado por este tono como referencia a las tapicerías de los coches clásicos, así como de los guantes de conducción de mediados del siglo XX.

Sin embargo, para quien no desee un estilo tan clásico, la segunda versión del Vintage Rally Healey Automatic Small Seconds hace gala de una estética más discreta. Se presenta en hasta 50 tonos de gris -juraría que eso me recuerda a una película- que realzan las distintas zonas de este modelo, desde los detalles de la esfera hasta la correa, pero bajo la misma configuración del modelo en color verde.

En cualquier caso, es la tercera variante la más clásica, con una caja chapada en oro rosa que cubre índices, agujas y corona. Este peculiar tono se combina con el azul de la esfera, aportando un contraste y una elegancia inigualable en otros modelos.

Por lo tanto, hay opciones en función de los gustos de los usuarios, aunque todos los modelos cuentan con puntos en común. Uno de los más llamativos se encuentra en el fondo de la caja, con el grabado del Austin-Healey con matrícula 100S NOJ393 que fue comprado en 1969 por un coleccionista por 155 libras y posteriormente se vendió por casi un millón de euros en diciembre de 2011. En definitiva, una oda al automovilismo clásico que se cierra con la miniatura de este peculiar deportivo, la cual acompaña a cada pieza de esta serie especial. 

Más:

Relojes Motor

Buscador de coches

Y además