Pasar al contenido principal

¿Una mesa-brasero fabricada con un bloque motor? Sí, y puede ser tuya

Mesa bloque motor con fuego

¿Quieres darle un toque distinto a su casa?

En el mundo de los accesorios para nuestra casa, existe una decente variedad de objetos basados en el automovilismo, pero hay algunos que van más allá. Las mesas construidas a partir de un bloque motor no son algo nuevo y pueden ser alguno de los objetos más deseados por los amantes del motor, pero ¿qué te parece una mesa hecha a partir de un bloque motor que además funciona como un brasero?

Así es una de las construcciones más espectaculares de Alaris Invent, una pequeña compañía de Houston especializada en objetos de decoración fabricados con componentes de vehículos. John Cobb, fundador de la empresa, cuenta a Top Gear España que empezó a realizar este tipo de proyectos como hobby hace siete años, como una forma de crear algo distinto: “Cuando comencé a hacer esto, el propósito siempre era construir piezas que fueran geniales, funcionales y diferentes a las que había por ahí”.

Tal y como relata, estuvo creando distintos objetos de manera puntual durante años. Sin embargo, decidió convertirlo en su forma de vida tras finalizar sus estudios en la universidad, ya que sintió que aquella afición le proporcionaba una mayor satisfacción que su actual trabajo: “Estaba ganando menos de lo que ganaba como soldador y estaba menos satisfecho porque tenía menos tiempo que dedicar a mi salida creativa y al negocio que amaba”, recuerda.

Un encargo especial

Muchos proyectos después, la compañía que fundó empezó a obtener un mayor reconocimiento y entonces recibió un encargo especial: una mujer de Calgary quería una mesa fabricada con un bloque motor para su marido, pero debía hacer que funcionara también como un brasero

La propuesta era inusual. Ya había fabricado alguna mesa de ese estilo, como una que creó a partir del bloque de su Chevrolet El Camino de 1978 una vez se rompió su motor, pero nunca había creado una que además funcionase como un brasero. En cualquier caso, se puso manos a la obra y este fue el resultado tras varios meses de trabajo.

La mesa tenía un aspecto imponente y además tenía incluidos algunos detalles que no se habían previsto inicialmente para aportarle más carácter. Por ejemplo, para activar las llamas hay que girar una llave como si estuviéramos arrancando un coche y, además, podemos aumentar la fuerza de las mismas con un pedal que aumenta el suministro de gas. 

Esta creación ha llegado incluso a hacerse viral y, aunque se trataba de un encargo especial, ahora se ofrece para todos los que deseen tener una. Cada una se realiza según el gusto del consumidor y el tiempo de fabricación es de seis a ocho semanas. Si queréis haceros con una, podéis solicitarlas en la página web de la compañía con unos precios que empiezan en 5.500 $ - unos 4529 €-, aunque pueden variar en función del tipo de motor utilizado para fabricarla, la pintura o los materiales que se utilicen. 

Si el precio es el adecuado o no, eso es algo que queda a vuestro juicio. Lo que es innegable es que se trata de piezas únicas y con una gran dedicación detrás ya que, según menciona Cobb: “Hago estas mesas yo mismo y una a la vez. Las hago como si fueran mías, así que quiero que queden perfectas”.

Etiquetas:

Accesorios

Y además

Buscador de coches