A todo trapo: pasa el verano en la suite Maserati del Hotel de París (Montecarlo)

No eres nadie hasta que no pasas un verano en Montecarlo. Y debería ser en esta suite, con la elegancia de Maserati.

Hoteles y coches: 9 sitios perfectos para liar a tu pareja.

Del 1 de julio al 30 de septiembre, la suite 321-322 del Hotel de París se viste con la elegancia de Maserati “para ofrecer a sus huéspedes una inédita y prestigiosa experiencia en Montecarlo”. Como si el renombre y ese pequeño principiado no fueran ya de la mano. Pero no seremos nosotros quienes nos quejemos de que integren los coches nuevos y deportivos allá donde sea, hasta en hoteles de lujo. Sinergias, globalización, ya sabéis.

La automovilística y el grupo hotelero colaboran desde 1957, cuando Juan Manuel Fangio ganó el Gran Premio de Mónaco de F1. Así, con el fin de que esta propuesta cobre sentido para aquellos que identifican el Principado con gasolina de la buena, el establecimiento une deporte y estilo en un pack de vacaciones que se acerca mucho a nuestro paraíso terrenal. Incluye una noche en régimen de alojamiento y desayuno, los traslados de ida y vuelta al aeropuerto de Niza… en Maserati, por supuesto, el uso de un GranCabrio durante la estancia, cocktail con champán y un tratamiento de crioterapia -este último, sólo si vas a estar, al menos, tres noches-. Para las reservas durante los días 1 y 2 de julio, se añade la posibilidad exclusiva de probar el Maserati Maxi Trimaran, asistido por el equipo de la marca, para que te sientas como un piloto de F1. Todo, por un precio a partir de 3.500 euros cada noche (esto es Mónaco, amigo. Aquí los losers no son bienvenidos).

Espera, que hay más: puedes dormir en un Bentley.

 

¿Qué vas a encontrar en la suite Maserati del Hotel de París? Para empezar, unas dimensiones dantescas: es tan grande como una casa de recreo. Después, los elementos que los interioristas italianos Ludovica+Roberto Palomba han integrado: tonos grises, materiales de alta calidad, minimalismo… Un canapé en cuero recuerda los refinados habitáculos de los modelos del tridente, mientras que el cabecero de la cama, de madera, lleva la firma de Ermenegildo Zegna, socio del proyecto.

Y por si tienes que hacerte a la mar... El catamarán de Maserati con el que serás el rey de los mares.

La suite se sitúa en el tercer piso del hotel monegasco y ofrece unas impresionantes vistas de Montecarlo y el mar Mediterráneo. Si no te convence, echa un vistazo a la galería de fotos antes de reservar… 

Lecturas recomendadas