El VW Beetle de Lego ya está aquí. Y nos encanta

Cada vez que Lego lanza un nuevo modelo, nos da un vuelco el corazón.

Cómo montar el Porsche 911 GT3 RS de Lego sin su manual de 600 páginas.

Nos pareció lo mejor que habíamos visto en cuanto conocimos la existencia del nuevo Volkswagen Beetle de Lego (cierto, nos pasa con cualquiera de los coches que va lanzando la compañía). Como sabemos que a ti también, vamos a contarte los datos que hay sobre él. No nos eches la culpa si después entras compulsivamente en una web para hacerte con uno.

Según nuestros amigos de autoblog.com, su nombre en clave es Lego Creator Expert 10252. Tras esa denominación está el primer Escarabajo, el de toda la vida, con una tabla de surf en la baca e incluso unos tapacubos con el diseño correcto. Los coches de Lego suelen ser fieles a estos detalles.

¿Un VW Beetle con motor rotativo? Lo tiene Jay Leno; ¿quién si no?

Para jugar con el VW Beetle de Lego, primero tendrás que ensamblar sus 1.167 piezas. Mide unos 29 cm de longitud, 12 de anchura y 15 de altura. El techo puede quitarse para que veas mejor su interior, de color beige, en el que los asientos se mueven. También se abren las puertas, el capó y el maletero, donde hay una rueda de repuesto. No falta ni el motor de cuatro cilindros refrigerado por aire.

El Escarabajo de Lego viene con un juego de pegatinas que te da a elegir entre cuatro placas de matrícula (incluida una con el diseño apropiado para un surfero californiano y otra de Wolfsburg, Alemania, lugar de nacimiento del vehículo).

Los más frikis dirán que éste no es el primer Beetle de Lego: ya hubo uno, el 10187, demasiado cuadrado para un modelo con tantas curvas. Por ello, los diseñadores de la marca han creado una nueva pieza redondeada para los pasos de rueda, con el fin de que su aspecto sea lo más cercano posible al real (está todo explicado en el vídeo sobre estas líneas). Su precio ronda los 100 euros. Y ya lo tienes a la venta…

 

Lecturas recomendadas