Pasar al contenido principal

El Banco Santander abandona el patrocinio de Ferrari

La entidad financiera rompe con Maranello tras ocho temporadas

Imagen de perfil de Javier Prieto
El Santander deja de ser el patrocinador de Ferrari

El Banco Santander dejará ser el patrocinador principal de Ferrari el próximo 31 de diciembre, cuando expira su actual contrato, según han informado los compañeros de El Confidencial. En el origen de esta decisión habría estado la supuesta petición del equipo para que la entidad financiera aumentara su aportación anual, que ronda los 40 millones de euros anuales. La entidad financiera ha ocupado un lugar preferente en los monoplazas rojos de Fórmula 1 desde 2010.

 Los patrocinadores más frikis de la F1

Precisamente en esa temporada, el entonces presidente Emilio Botín, gran aficionado a las carreras, suscribió un acuerdo de esponsorización con la Scudería. La presencia de Fernando Alonso en Ferrari auguraba unos años de éxitos que serían muy rentables para todas las partes. Sin embargo, las cuentas de la lechera, es decir los pronósticos, no se cumplieron, ya que los cuatro años del ovetense se saldaron sin ningún título. El 2014 marcó el final del bicampeón vestido de rojo, año en el que no sumó ninguna victoria por culpa del Pollino Rampante. Sin embargo, el Banco Santander no pudo salir corriendo puesto que dos años antes había ampliado su contrato hasta 2017. 

Ahora, la única duda reside en conocer si permanecerá en la formación transalpina como partner secundario o si como afirman otras fuentes, les dirá arrivederci. Desde Top Gear tampoco descartamos completamente su aterrizaje en McLaren, ahora que los coches de Woking montarán motores Renault y podrían cosechar buenos resultados en 2018. No obstante, ya se sabe que el gato escaldado del agua fría huye. 

Los que saben de números, aseguran que el retorno del Banco Santander ha sido de tres euros por cada uno invertido, unos ratios muy rentables. No hay duda de que la F1 con más de 400 millones de sufridores seguidores en todo el mundo, 15 de ellos en España- representa un mercado publicitario muy atractivo para las grandes firmas. Sin embargo cuando elevan las tarifas baja la rentabilidad. Y ése puede haber sido el motivo de la marcha de la compañía española. 

Foto portada: Morio vía Wikimedia.

Lecturas recomendadas